Recuperan más de 590 hectáreas en la ciudad de México

En lo que va de la actual administración local se han recuperado 592 hectáreas en la ciudad de México, lo que representa 90 por ciento de lo rescatado entre 2007 y 2012.

La Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México informó que lo anterior es resultado de las acciones de este año en las que se ha logrado reducir a cero la tasa de pérdida de 209 hectáreas anuales que había.

Detalló que esta acciones han sido posibles gracias al trabajo de vigilancia ambiental y conservación que lleva a cabo el Centro de Inspección y Vigilancia Ambiental Remota, permitiendo tener información en tiempo real y detectar irregularidades para actuar de manera inmediata.

Tal es el caso del último operativo en la delegación Tlalpan, donde se recuperaron nueve hectáreas, gracias a una solicitud que presentó la Dirección General de Jurídico y Gobierno de la demarcación.

Como resultado, la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México actuó de manera pronta para el retiro de material que se encontraba dentro del polígono del Área Natural Protegida (ANP) denominada Parque Ecológico de la Ciudad de México.

El material localizado se destinaría para ocho construcciones provisionales y lotificaciones en nueve hectáreas de esta ANP, es decir un asentamiento humano irregular, que también abarcaba parte de Suelo de Conservación catalogado como uso de suelo forestal, en el Programa General de Ordenamiento Ecológico del Distrito Federal.

Al respecto, la dependencia destacó que se tiene registro de que construcciones provisionales de este tipo han tenido un acelerado crecimiento en el paraje conocido como Tepeximilpa.

Por lo anterior, la dependencia presentó las denuncias penales correspondientes ante la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana, por el posible daño ambiental que pudiera haberse ocasionado al ambiente, cambio de uso de suelo, y las que resulten.

En la actualidad se tienen detectadas 23 áreas naturales protegidas que brindan diferentes servicios ambientales; tanto éstas como el Suelo de Conservación son fundamentales por la biodiversidad de flora y fauna que albergan.

Además, son indispensables por los servicios ambientales que brindan como regulación del clima y recarga de mantos acuíferos. Por ello, se efectúan acciones coordinadas de vigilancia que permiten su recuperación.