Infame y electorera deportación masiva de colombianos: El Tiempo

La expulsión masiva de colombianos de Venezuela, por parte del gobierno del presidente Nicolás Maduro, violando los mínimos derechos humanos, fue calificada hoy como infame por la prensa en esta capital.

La decisión de Maduro de cerrar la frontera con Colombia el pasado 22 de agosto, por la muerte de dos agentes de la Guardia Venezolana, con deportaciones masivas y destrucción de humildes viviendas de colombianos, es una estrategia electoral, aseguró el diario El Tiempo.

"Las encuestas en Venezuela -recordó el diario- ubican a la oposición como ganadora de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre (...) y Maduro no se iba a quedar quieto".

"Tal como lo hizo Hugo Chávez, reconocido por buscar enemigos externos para ganar apoyo dentro de su país, Maduro desató este año, primero, una crisis con Guyana (Zodimain) por su diferendo limítrofe -que también incomodó a Bogotá-", anotó.

Pero esto no "amortiguó la caída de su popularidad. El rival icónico, Estados Unidos, dejó de tener el peso tradicional que tenía en tiempos de Chávez por el reciente arreglo con Cuba; así que el turno es para Colombia".

En el Palacio de Miraflores, "le apuestan a que todo esto sirve para que los ciudadanos dejen de pensar en las colas, el desabastecimiento y la inseguridad que los aquejan. La pregunta es si lo que varios sectores llaman cortina de humo tendrá efecto a largo plazo".

El riesgo para Maduro "es que con el paso de los días la harina Pan siga sin llegar a las góndolas, que la inflación no ceda y que no aparezcan los billetes de 50 y 100 bolívares que, según él, se esfuman en Cúcuta. Los sondeos dirán si pisotear la relación con Colombia le sirvió para recuperar votos".

Desde el pasado 22 de agosto han retornado siete mil 165 colombianos, de los cuales mil 97 fueron deportados, el resto salieron por miedo a ser detenidos, y expulsados por la Guardia Venezolana, de acuerdo con las cifras de la Unidad de Gestión del Riesgo.