Arrestan a sospechoso de ejecutar a comisario en suburbio de Houston

Las autoridades de Texas anunciaron hoy que arrestaron a un sospechoso de haber ejecutado al comisario Darren Goforth la noche del viernes, en una gasolinera de un suburbio de la ciudad de Houston.

En rueda de prensa, el alguacil del condado de Harris, Ron Hickman, informó que un hombre identificado como Shannon Miles se encuentra bajo arresto, acusado de homicidio en primer grado, cargo por el que podría ser condenado a muerte, de ser encontrado culpable.

Las autoridades también indicaron que recuperaron un arma que coincide con la empleada en la ejecución.

Asimismo, revelaron que Miles cuenta con antecedentes penales, que incluye cargos como resistencia al arresto y conducta desordenada con un arma de fuego.

Hickman explicó que aún se desconocen los motivos del asesinato, pero sugirió que el crimen podría estar vinculado con la serie de protestas organizadas en varias ciudades de Estados Unidos contra la brutalidad policiaca dirigida, en especial hacia la comunidad negra.

En un encuentro previo con la prensa, el alguacil había indicado que el comisario Goforth, de 47 años, fue ejecutado con un arma de fuego activada de manera repetida a corta distancia y sin que hubiera ninguna provocación de por medio.

"En mis 45 años como agente de la ley, no puedo recordar otro incidente tan cobarde y tan a sangre fría", afirmó Hickman, quien agregó que su colega fue ejecutado simplemente "porque estaba vistiendo un uniforme" de policía.

Versiones del Departamento de Policía de Harris señalaron que el asesino emboscó a Goforth y lo abatió de un disparo, luego de lo cual se aproximó a éste para rematarlo de varios tiros.