Señala senador oportunidades en Zonas Económicas Especiales

El senador Benjamín Robles Montoya afirmó que la creación de Zonas Económicas Especiales representa una verdadera oportunidad para generar procesos productivos e industrializadores orientados a una inclusión social, que impulse el desarrollo interno y una conexión con el resto del país.

Robles Montoya expuso que es una alternativa para reducir la desigualdad, la falta de crecimiento y la pobreza.

En el marco del Foro "Oaxaca: Un modelo de Zona Económica Especial con inclusión social", explicó que la región sur-sureste del país presenta un grado de exclusión muy alto, debido a que la población padece un alto índice de marginación y pobreza a nivel nacional.

Justificó la implementación del modelo de la zona fundamentado en una eficaz integración económica tendrá como resultado la redistribución del ingreso y reducción de los índices de pobreza.

Recordó que en noviembre de 2014 el Ejecutivo Federal anunció una iniciativa para crear tres zonas con el objetivo de impulsar el desarrollo socioeconómico de las regiones del país con los mayores índices de marginación, sin embargo la propuesta no ha llegado al Congreso.

La Zonas Económicas Especiales representan una verdadera oportunidad para generar los procesos productivos e industrializadores orientados a una inclusión social que impulse el desarrollo interno y el establecimiento de una conexión con el resto del país, comentó.

"Las zonas están caracterizadas por ser uno de los modelos económicos más eficaces para atraer inversión extranjera, aunado a la contribución para impulsar la diversificación económica y el fomento de la innovación científica y tecnológica", aseguró Robles Montoya.

Comentó que en dichas regiones la organización y funcionamiento se componen de la interacción entre el sector público y privado. Agregó que es responsabilidad del gobierno ofrecer infraestructura que permita el correcto desarrollo de los negocios empresariales.

Reiteró que junto a los senadores perredistas Armando Ríos Piter y Zoé Robledo propuso reglas fiscales para la zona a favor de la alta competitividad y certidumbre jurídica, además de garantizar empleos con salarios dignos.

Enfatizó que los aspectos estratégicos para la implementación de la zona del Istmo de Tehuantepec son: inclusión social, incorporar al sector empresarial moderno, educar para producir, legislación especial para el desarrollo del mercado interno en la región del Istmo, régimen de propiedad y construcción de un Nuevo Modelo de Integración.

El perredista propuso que las tres primeras Zonas Económicas Especiales del país deben contar con 10 años de desarrollo antes de autorizar la creación de alguna en otra parte del país.

Lo anterior con el objetivo de que los empresarios inviertan y se queden en la región sur-sureste, que debe tener un trato preferencial antes de que se vayan a otra región del país.

El senador también planteó integrar el puerto de Dos Bocas, Tabasco, como parte de la zona del corredor trans-ístmico con la finalidad de incorporar a los tabasqueños para atraer mayor comercio.

Expresó su deseo para que la implementación del modelo en el Istmo de Tehuantepec sea un éxito y se vean realmente beneficiados los habitantes de la región.