Lamenta diputada venezolana traición internacional a oposición

La diputada en la Asamblea Nacional de Venezuela, María Corina Machado, lamentó hoy aquí que los demócratas hayan "traicionado" a la oposición venezolana en su denuncia del proceso electoral del pasado 14 de abril en su país.

Al participar en el VI Foro Atlántico de la Fundación Internacional para la Libertad, celebrado en esta ciudad, cuestionó el papel de otros gobiernos y formaciones políticas: "¿dónde están?, sentimos que nos han traicionado".

Ante diversas personalidades de América Latina y España, precisó que "no ha sido así la reacción de los pueblos que nos acompañan" y de muchos parlamentarios de otros países que expresaron su apoyo cuando el pasado 30 de abril se golpeó a diputados de la oposición.

En el evento celebrado en Casa de América y que lleva como título "Iberoamérica de cara al futuro: desafíos institucionales, políticos y económicos", manifestó que en su país "no hay una democracia" sino "un país límite al que se lleva del autoritarismo al totalitarismo".

La diputada venezolana expuso que hay "una destrucción total del país" en asuntos como el hecho de que una nación petrolera deba importar 12 mil barriles diarios de Estados Unidos, y tiene problemas de distribución de papel higiénico, leche, carne o aceite.

"Es una destrucción intencional, es un modelo que pretende hacer al individuo absolutamente dependiente del Estado, erradicar los espacios de autonomía y libertad", aseveró.

Machado criticó que se diga que el gobierno venezolano está cerca de la gente de escasos recursos, "ya que los necesita muy pobres para ejercer un control material, moral y hasta espiritual".

Señaló que Venezuela vive bajo "una red compleja de intereses que va más allá de Cuba", que incluso da cabida al crimen organizado y "representa amenaza para la región por su "vocación expansionista".

La legisladora indicó que a pesar de lo difícil que es luchar contra un régimen como el venezolano, tiene confianza en las nuevas generaciones que respaldan "la lucha por los valores y la libertad, y que debe ir acompañada de los demócratas del mundo".

Añadió que de hecho Venezuela "es un país en ebullición" como lo muestran muchas de las cinco mil protestas que hubo el año pasado debido a la angustia y frustración por razones económicas y sociales.