Piden revisar centros de trabajo para evitar explotación infantil

La senadora panista Martha Elena García Gómez solicitó a la Secretaría del Trabajo realizar inspecciones permanentes en los centros laborales del país, a fin de erradicar la explotación infantil en este ámbito y garantizar los derechos de la niñez y la adolescencia.

La legisladora del Partido Acción Nacional (PAN) destacó que lo anterior es conforme a lo establecido en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

Dio a conocer que presentó un punto de acuerdo en el que también exhorta a la Secretaría de Gobernación a implementar el Sistema de Protección Integral encargado de asegurar una adecuada protección de los derechos de este sector poblacional.

Asimismo, pidió que el Sistema Nacional de Desarrollo Integral para la Familia restituya y dé protección a los menores de edad que se encuentren afectados por explotación laboral en el país.

Destacó la importancia de la protección a ese tipo de población, luego de recordar que recientemente en ranchos de la empresa Procarne, ubicados en el municipio de Ramos Arizpe, Coahuila, fueron rescatados 78 menores, de entre 13 y 17 años de edad, que eran explotados laboralmente.

Durante el operativo las autoridades se percataron que niños y adolescentes originarios de San Luis Potosí, Tamaulipas, Hidalgo y Veracruz, vivían en condiciones infrahumanas, pues trabajaban como jornaleros de 8 a 17 horas en la recolección de vegetales, con un pago de 100 pesos por jornada y sin ninguna prestación.

Al respecto, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) informó que en el último año han sido rescatados casi 400 mil menores de edad en condiciones similares, y el mayor número de niñas, niños y adolescentes explotados se encontraban en campos agrícolas.

Hizo notar que México se adhirió al Convenio 138 de la Organización Internacional del Trabajo, cuyo objetivo es evitar que niños y niñas comiencen a trabajar a una edad temprana; así como establecer la edad en que legalmente pueden incorporarse al empleo.

Recordó que el convenio pide observar las edades recomendadas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la labor infantil según el tipo de trabajo a desempeñar.

También busca establecer una política nacional que asegure la abolición del trabajo de niñas y niños, así como elevar paulatinamente la edad mínima de admisión al empleo o al trabajo, a un nivel que haga posible el más completo desarrollo físico y mental de la niñez.

Por lo anterior, reiteró la urgencia de que las autoridades apliquen a legislación y lo establecido en tratados internacionales.