Diversidad de microclimas, ofrece Sierra Gorda de Querétaro

La Sierra Gorda de Querétaro es una buena opción para los turistas, debido a su diversidad de microclimas, su riqueza natural, cultura y gastronomía.

La Ruta de la Sierra Gorda ofrece al viajero descubrir las cinco misiones franciscanas, Patrimonio Cultural de la Humanidad, y sorprenderse con la variada vegetación que envuelve tanto a las misiones como a las cascadas, cuevas, cañones y los distintos campamentos ecoturísticos.

Además, los visitantes podrán visitar cascadas como El Salto y El Chuveje, en Pinal de Amoles, y formaciones minerales en las grutas ubicadas en el municipio de San Joaquín.

Los turistas también tienen la opción de practicar senderismo interpretativo u observación de fauna silvestre.

La Reserva de la Biósfera alberga más de 300 especies de animales vertebrados y más de 600 especies de animales vertebrados, de las cuales, más de 300 son aves.

También en la Sierra Gorda es posible visitar a los productores de licores de frutas en Pinal de Amoles y San Joaquín, pasear en cuatrimoto, hacer tirolesas y cruzar puentes colgantes.

Asimismo, conocer y comprar artesanías serranas: trabajos tallados en madera y barro, canastos de barba de pino y bordados con motivos serranos.