Asilo emblemático de Tepic, hogar para abuelitos abandonados

El asilo de ancianos más conocido de Nayarit, Juan de Zelayeta, ubicado en el centro de esta ciudad, celebró en este 2015 seis decenios de cumplir con el servicio de atención a adultos mayores, principalmente personas abandonadas por sus familiares.

En febrero de 1955, Irene Dosal de Castilla creó el sitio, que es atendido por religiosas católicas y por un patronato que dan todo tipo de cuidados a 60 abuelitos, que han llegado por su propio pie o son canalizados desde hospitales, o dejados por sus familiares.

La directora, María Virgina Portillo Chávez, indicó que debido a las posibilidades del lugar, se puede dar albergue a personas desde los 70 años para hombres y 60 para las mujeres; todos, hasta los 105 años, que es la edad promedio de las personas que han estado ahí.

"Podemos tener 60 ancianos, es nuestro límite para atenderlos bien, que comprueben abandono; nos apoya la sociedad de Tepic, el estado. A los abuelitos nos los traen los DIF municipales, la policía, o los vecinos y muchos ya están llegando solos", declaró.

Portillo Chávez indicó que el asilo Juan de Zelayeta cuenta con un médico geriatra de cabecera y enfermeras, pero el tema de salud es el más costoso en la manutención de los asilados.

"Tenemos un médico geriatra, una enfermera que es el renglón más difícil de cubrir, porque los medicamentos a veces son costosos, pero todos lo tienen; hay que hacer mucho trabajo del patronato y las hermanas para conseguir 35 mil pesos mensuales para el medicamento", subrayó.

Cada año, en el lugar se realiza un festejo, patrocinado por benefactores que acompañan a los adultos mayores y comparten comida, música y recuerdos.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los abuelos adultos mayores de Nayarit, con edad de 60 años y más, representan 11 por ciento de la población total de la entidad, con 109 mil 391 personas, de las cuales 55 mil 324 son mujeres y 54 mil 67 son hombres.