El partido de Lincoln se volvió el partido de Trump: Clinton

La aspirante a la candidatura presidencial demócrata Hillary Clinton lamentó la transformación del Partido Republicano de Abraham Lincoln en el de Donald Trump y se mofó hoy del supuesto feminismo del magnate de los bienes raíces.

"El partido de Lincoln se ha convertido en el partido de Trump", ironizó en el cónclave veraniego de los demócratas, celebrado en la ciudad de Minneapolis, en el estado de Minnesota.

Lincoln (1809-1865), del Partido Republicano y opositor de la esclavitud, lideró a Estados Unidos durante la Guerra Civil y se mantiene como uno de los presidentes más populares de todos los tiempos.

Hillary, quien encabeza la pequeña lista de prospectos demócratas a la Casa Blanca, aunque su popularidad resintió un descenso en los últimos días, anticipó que sería "divertido" un debate sobre temas de las mujeres en la elección general.

"Trump sostuvo que haría un mejor papel que yo en los asuntos de mujeres. Ese va a ser un muy divertido debate en la elección general", señaló la política.

Asimismo, la ex primera dama deploró que el magnate inmobiliario continúe haciendo declaraciones de "cosas odiosas" contra los inmigrantes y los hijos de estos, así como su rechazo a otorgarles la ciudadanía o a crear una vía para la ciudadanía.

Hillary se lanzó también contra el senador republicano Marco Rubio por buscar negarles el derecho al aborto a las víctimas de violación y contra el ex gobernador de Florida, Jeb Bush, quien sugirió como oneroso el gasto de 500 millones de dólares en la salud de las mujeres.

La ex senadora por Nueva York aún lidera el grupo de aspirantes del Partido Demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, pese a que esta semana cayeron tanto la preferencia en el voto expresada a su favor como la imagen que tiene entre el electorado.

Una encuesta de la Universidad Quinnipiac mostró que Clinton cuenta con el 45 por ciento de las preferencias entre los votantes identificados como demócratas, lo que significa una baja de 10 puntos porcentuales respecto al último sondeo del 30 de julio pasado.

Asimismo, el 51 por ciento de los votantes potenciales afirmó tener una impresión desfavorable de Clinton, en tanto que el 61 por ciento consideró que ella no es "honesta y digna de confianza", lo que representa el más bajo nivel alcanzado por la ex secretaria de Estado en estos renglones.

El descenso de la popularidad de Clinton se produce en medio de la investigación por el uso de computadoras personales para sus comunicaciones en el Departamento de Estado y en momentos que el vicepresidente Joe Biden explora entrar a la puja presidencial.