Urge considerar políticas para fortalecer derechos de inmigrantes: OEA

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, llamó hoy a los países americanos a considerar políticas migratorias que protejan de manera efectiva la vida y los derechos humanos de los inmigrantes en las fronteras internacionales.

Estas consideraciones deberían incluir el despenalizar la migración irregular y buscar alternativas frente a la detención administrativa de los inmigrantes en situación irregular, precisó el titular de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Además deberían incluir el combate a la xenofobia y la discriminación de los inmigrantes, así como reconocer los derechos de los niños en situación migratoria, agregó.

"El tema de la migración y el desarrollo siempre serán importantes al abordar los asuntos relacionados con la migración, pero no olvidemos nunca que los inmigrantes son seres humanos con derechos humanos", indicó.

Almagro hizo sus declaraciones durante la presentación de un informe sobre migración internacional en las Américas del Sistema Continuo de Reportes sobre Migración Internacional en las Américas (SICREMI).

El titular de la OEA consideró que estas políticas deberían estar orientadas a proteger a los inmigrantes y no socavar sus derechos.

También se refirió a los conflictos fronterizos derivados del tema migratorio y la necesidad de buscar soluciones negociadas, ya que "estoy convencido de que entre los países miembros (de la OEA) es necesario privilegiar una comunicación cercana que sirva para una solución a estas situaciones".

"Considerando esto me permito hacer un respetuoso llamado a profundizar relaciones bilaterales con el propósito de encontrar soluciones a temas de dinámicas fronterizas", indicó el secretario general de la OEA.

"A través del dialogo se pueden aclarar elementos de información que son necesarios para concluir soluciones", apuntó.

Su llamado se produjo en medio de la crisis fronteriza entre Venezuela y Colombia como resultado de la cual miles de inmigrantes irregulares colombianos que vivían en la frontera venezolana fueron expulsados esta semana.

"Es fundamental el proceso de verificación de derechos humanos en zonas de fronteras para evitar escalamiento de problemas y para identificar soluciones integrales sobres estos temas, acelerando niveles de cooperación y de solidaridad", indicó.