Perfeccionan MXGP en su regreso a México por segundo año

El Campeonato Mundial de Motocross (MXGP) regresa a México para ver la penúltima fecha del Campeonato Mundial de Motocross, que se disputará en León, Guanajuato, ciudad que por segundo año consecutivo albergará a los mejores pilotos de la disciplina, a realizarse en el parque metropolitano el 13 de septiembre próximo.

El evento más importante de motocross tiene sede en León, ciudad cuyo gusto por el off road va en aumento y luego de una primera experiencia en 2014, se ha tenido que aprender mucho para tener un evento de talla mundial en las mejores condiciones, informó Gilles Spitalier, director del evento y de la empresa Rallymex.

"Hemos aprendido de los errores de la vez pasada en donde la pista no estuvo en condiciones óptimas, sufrimos con dos huracanes en el Golfo y en el Pacífico en los días previos y eso nos dejó vientos y mucha lluvia lo que empeoró las condiciones.

"Pero ahora tenemos verdaderos especialistas trabajando para tener una pista renovada y de primer nivel", señaló a Notimex.

Sostuvo que han trabajado mucho en el suelo y en la forma, por lo que si hay lluvia no les afecte, situación que es la que tiene mayor énfasis ahora sobre todo porque en el calendario provisional de 2016 vuelve a aparecer la ciudad como cita para la próxima temporada y lo que resulte de la próxima fecha será su carta de presentación.

En otro sentido, Spitalier comentó que es un trabajo arduo el que se realiza para que México tenga los mejores eventos de este tipo, por ello, llena de orgullo que se pueda volver a repetir la experiencia del año pasado con el campeonato mundial, el cual en esta ocasión va más reñido.

"Hay muchos países que quieren entrar a este circuito, algunos con más tradición y otros con más dinero, pero para nosotros es muy importante que seamos uno de los mejores eventos, que es para lo que trabajamos e invertimos", manifestó.

El trazado de 1.8 kilómetros, diseñado por Greg Atkins, está listo para llenarse nuevamente de adrenalina como la edición pasada en la que fue disfrutado por más de 60 millones de personas en el mundo.