Mónaco ofrece disculpas por su papel en el holocausto nazi

El príncipe Alberto II de Mónaco presentó hoy sus disculpas por el papel desempeñado por el Principado mediterráneo en la deportación de judíos hacia los campos de concentración nazi durante el Holocausto.

"Decirlo hoy es reconocer un hecho. Decirlo hoy, ante todos, es pedir perdón", enfatizó el príncipe Alberto II.

El Príncipe de Mónaco inauguró este jueves un monumento en el pequeño país de la Costa Azul, en el cual figuran los nombres de los judíos deportados desde Mónaco.

El monumento fue inaugurado en presencia de dos conocidos "buscadores de nazis", Serge y Beate Klarsfeld, reportaron medios franceses.

La fecha de la inauguración del monumento, 27 de agosto, coincide con el 73 aniversario de una redada ocurrida en Mónaco la noche del 27 de agosto de 1942 en la que fueron detenidos 66 judíos.

Alrededor de un centenar de personas de nacionalidad monegasca o deportados desde Mónaco terminaron en campos de concentración de la Alemania nazi y solo nueve de ellas sobrevivieron al cautiverio.