Man Ray destacó como exponente del dadaísmo y del surrealismo europeo

El artista estadounidense Man Ray, a 125 años de su nacimiento, que se cumplen mañana, es recordado como un importante exponente del dadaísmo de la primera década de siglo XX, así como del surrealismo europeo de los años 20 y 30.

El también prominente fotógrafo exploró diferentes medios artísticos, entre ellos el cine, donde al igual que en la pintura, la escultura y la imagen fija destacó por su ingenio artístico y originalidad.

De acuerdo con el portal de Internet "fotografiaperfecta.wordpress.com", Emmanuel Rudzitsky, mejor conocido como Man Ray, nació el 27 de agosto de 1890 en Filadelfia, Estados Unidos, en el seno de un hogar liderado por un padre ucraniano y una madre bielorrusa.

Ray, quien desde pequeño mostró tener habilidades artistas, tras terminar la secundaria en 1908, se apasionó por el arte, lo que lo llevó a estudiar dibujo con Robert Henri (1865-1929) en el Centro de Ferrer, y a frecuentar la galería de Alfred Stieglitz 291.

En esos años, el joven artista se trasladó a una colonia de arte floreciente en Ridgefield, Nueva Jersey, donde su trabajó evolucionó; después de experimentar con un estilo cubista de la pintura, se trasladó hacia la abstracción, mencionan los datos de Ray disponibles en el portal web "clubdefotografia.net".

En 1914, Ray contrajo matrimonio con la poeta belga Adon Lacroix (1887-1975), pero su unión se deshizo después de unos pocos años, e inició una amistad con su colega Marcel Duchamp (1887-1968).

A los 23 años, el joven artista montó su primera su primera exposición en la Daniel Gallery de Nueva York y fundó, junto a Marcel Duchamp y Francis Picabia (1879-1953), el Dada neoyorquino.

Posteriormente, señala el sitio "20minutos.es", participó en la exposición del Armory Show, cuyo escándalo se convirtió en el punto de partida de la vanguardia norteamericana, y poco después, en 1918, comenzó a trabajar con aerógrafos sobre papel fotográfico para, dos años después, fundar, junto con Katherine Sophie Dreier (1877-1952) y Duchamp, la Société.

Tiempo después, en 1922, el artista se instaló en París, Francia, donde vivió hasta 1940, año en el que huyó de la Guerra en Europa y se mudó a California, donde se casó por segunda ocasión, esta vez con la modelo y bailarina Juliet Browner (1911-1991), en una ceremonia doble con el artista Max Ernst (1891-1976) y Dorothea Tanning (1910-2012).

En 1951, Ray regresó a París, y continuó explorando diferentes medios artísticos, centró gran parte de su energía en la pintura y la escultura e inicio a escribir sus memorias, que concluyó en 1965.

En sus últimos años, Man Ray continuó exhibiendo su arte, en exposiciones en Nueva York, Londres, París y otras ciudades hasta que finalmente el 18 de noviembre de 1976, en su amada París, falleció a los 86 años edad.