Tamaulipas espera llegada de cazadores de NL, San Luis Potosí y Texas

Con el inicio de la temporada de caza de la paloma de ala blanca así como de armadillo, conejo, liebre y el jabalí europeo, Tamaulipas contempla atraer visitantes de estados como Nuevo León, San Luis Potosí y del sur de Texas.

El subsecretario de Turismo de la Secretaria de Desarrollo Económico y Turismo, Jorge Alberto Méndez Guillen, estimó que el arribo de cazadores genere en esta entidad una derrama económica en beneficio de varios sectores como el hotelero, de servicio y alimentos entre otros.

"Se espera un aumento en la afluencia en los ranchos cinegéticos; los deportistas tienen confianza en que disfrutarán su estadía mientras buscan a las palomas, estamos en comunicación con los dueños de los ranchos y esperan la llegada de los cazadores", dijo.

Refirió que, además de la paloma de ala blancas, también inicio la temporada de la paloma de collar y la paloma huilota, las primeras dos terminan el 18 de octubre, mientras que la última termina el 8 de noviembre.

Agregó que la temporada de caza también incluye a algunos mamíferos como armadillo, conejo, liebre y el jabalí europeo.

Méndez Guillén destacó que continuamente se realizan estudios que determinan la sobrepoblación de la especie, por lo que está controlada para que el cazador pueda obtener hasta 95 piezas de paloma ala blancas y huilota y 30 piezas de paloma de collar.

Manifestó que como parte de las acciones de conservación emprendidas en el área natural protegida denominada "Colonia Parras de la Fuente", ubicada en el municipio de Abasolo, se han repartido más de 150 toneladas de suplemento alimenticio.

Explicó que estas acciones permiten la permanencia de la paloma de ala blancas y de especies asociadas como el venado cola blanca, jabalí de collar y guajolote silvestre entre otras.

El funcionario estatal resaltó que esta reserva es la zona de anidación más grande en Norteamérica con una superficie de más de 3 mil hectáreas y una población estimada de 5 millones y medio de ejemplares, lo que indica la recuperación de la especie.

Puntualizó que se cuenta con la infraestructura necesaria para recibir a cazadores, visitantes y paseantes que lleguen en la temporada de caza de dichas especies que inició el 21 de agosto y concluirá hasta el 8 de noviembre próximo.