Mediación y responsabilidad social, temas de aprendizaje en escuelas

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) impulsa la Red de Escuelas de Mediación y Responsabilidad Social en el estado, a fin de formar especialistas en la materia desde las escuelas.

La finalidad, dijo en entrevista, el responsable del proyecto, Víctor Martín Fiorino, es fomentar en las aulas la formación de estudiantes que puedan fungir como mediadores para resolver conflictos en los planteles escolares.

Comentó que el proyecto nació en Colombia, se extendió a España a través del apoyo de la Unesco, aglutina un conjunto de instituciones vinculadas a la Universidad de Cartagena, y tienen que ver con la diplomacia, el gobierno, universidades, y empiezan a involucrar a empresas y organismos de la sociedad civil.

Fiorino explicó en entrevista que el antecedente de este proyecto se sustenta en la necesidad de fomentar desde muy temprana edad la cultura de la mediación, sobre todo en América Latina donde existe una situación compleja en temas relacionados con la vida escolar.

"La importancia radica en que aprender mediación en la escuela, estos futuros ciudadanos serán capaces de llevar a la práctica mediación no solo en sus escuelas, sino también en las empresas, en el gobierno, en los grupos sociales, en las discusiones en torno del medio ambiente y en otros temas con trascendencia colectiva y social", destacó.

La Red busca formar personas con la capacidad de gestionar y solucionar conflictos, primero en las escuelas y de ahí a otros ámbitos en los que el sujeto sea capaz de plantear alternativas de solución a través del diálogo para diversos problemas que atañen a una región o comunidad.

El entrevistado es consultor académico de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), a través del llamado Observatorio de Responsabilidad Social para América Latina y El Caribe.

Expuso que en las escuelas siempre habrá conflictos, y lo deseable es que éstos no se tornen en manifestaciones de violencia; para eso se creó la Red de Escuelas que buscan sea una especie de "espiral en constante crecimiento", que el proyecto se internacionalice y se haga realidad en otros países.

Consideró que el proyecto puede ser una herramienta para combatir el acoso escolar, recientemente denominado "bullying", pues la idea es involucrar en esas redes a todos los actores de la vida escolar, es decir maestros, alumnos y padres de familia.

"La mediación puede ser elemento preventivo de las manifestaciones y consecuencias del acoso escolar y creador de las condiciones para que no se den esos fenómenos en donde hay comportamientos agresivos en un plantel escolar", agregó.

Por ello, dijo Fiorino, este puede ser un programa viable que involucre cada vez a más instituciones, con apoyo gubernamental en distintas naciones.

Reconoció que por lo general en el sistema tradicional de enseñanza en América Latina, los directivos buscan soluciones rápidas a los conflictos y son renuentes al diálogo y a la reflexión, "hay urgencia por solucionar un conflicto, no por conocer a fondo sus causas y orígenes".

Sin embargo, los resultados obtenidos hasta ahora en Colombia y España generan optimismo sobre los alcances que puede llegar a tener este programa para mejorar la convivencia ciudadana, tanto dentro como fuera de las aulas escolares.

Indicó que en este proyecto también está involucrado el director del Centro Cultural Educativo Reyes Católicos de la Embajada de España en Colombia, Luis Fernández López, quien junto con el entrevistado participan en el III Foro Regional de Responsabilidad Social Territorial" para América Latina y El Caribe.

El Foro se desarrolla en el Gran Museo del Mundo Maya de esta ciudad del sureste mexicano.