Nobel 1987 pide en Cancún aprovechar oportunidad de alcanzar la paz

El Premio Nobel de la Paz 1987, Oscar Arias Sánchez, señaló que los primeros acuerdos del Tratado sobre el Comercio de Armas, "aunque incompletos, representan un triunfo de la diplomacia frente a la violencia por eso debemos lanzarle al mundo un mensaje de paz, nunca más uno de guerra".

"Hoy nos hemos reunido para enviarle al mundo un mensaje, no un mensaje de guerra sino un mensaje de paz, un mensaje que ha salido de Buenos Aires y París, desde Camberra y Londres, desde Ciudad del Cabo y Madrid, desde Ciudad de México y Roma, desde Oslo y San José", anotó.

El ex presidente de Costa Rica dijo que es momento de "no desperdiciar la valiosa oportunidad de alcanzar la paz que tanto trabajo ha costado alcanzar a los países".

En la inauguración de la Primera Conferencia de los Estados Partes (1CEP) del Tratado sobre el Comercio de Armas (ATT, siglas en inglés) que se inició hoy y concluirá el próximo 27 de Agosto, el ex mandatario costarricense insistió en que el encuentro debe aprovecharse para "mandar al mundo un mensaje de paz".

Indicó que el mensaje que se quiere mandar es que 72 países ya han ratificado el tratado internacional de comercio de armas y que por esa razón encendieron una hoguera en la cima de su montaña más alta como señal de victoria.

Apuntó que en la reunión de Cancún "se hace un reconocimiento a los 72 gobiernos visionarios que ya ratificaron el tratado y a las 58 naciones que ya lo firmaron pero que aún no lo han ratificado, de ahí también el llamado a los países que faltan de firmar para que lo hagan con prontitud".

"El camino ha sido largo, lento y difícil, han sido décadas dedicadas a lograr la paz en la que hemos puesto nuestras ideas, pero sobre todo nuestro corazón, cuando en 1997 comencé un largo recorrido promoviendo un código de conducta sobre la transferencia de armas jamás imagine que mis ojos verían el fruto de ese peregrinar", añadió.

Consideró que alcanzar un marco regulatorio para el comercio de armas es algo que desde hace mucho tiempo se necesitaba, que "si bien pocas personas en el mundo se dan cuenta de su verdadero significado, a la larga será un paso que cambiará al mundo y salvará millones de vidas".

Arias Sánchez fue uno de los oradores principales de la ceremonia de apertura de trabajos de la Primera Conferencia de Estados Parte (1CEP) del Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA).

Al encuentro, que inauguró el canciller mexicano José Antonio Meade Kuribreña, asisten delegados de 130 países firmantes del Tratado sobre Comercio de Armas, en un espacio de discusión multilateral con el objetivo de fomentar el manejo responsable de armas y cerrar el paso al mercado ilícito.

Además del presidente de la Fundación Arias y Premio Nobel de la Paz en 1987, participaron el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Juan Manuel Gómez, y el subsecretario y Alto Representante Interino para Asuntos de Desarme de las Naciones Unidas, Kim Won-Soo

También, el representante permanente de México ante las Naciones Unidas con sede en Ginebra, Jorge Lomónaco Tonda; el director de la Fundación Transitions, Alex Gálvez, y ministros de relaciones exteriores, funcionarios de alto nivel, representantes de organismos internacionales y regionales de la sociedad civil, entre otras autoridades.

En el mensaje de apertura de trabajos se dio a conocer que hay gestiones para que este destino sea sede del encuentro los siguientes cuatro años.