"Antes muerta que Lichita", primer melodrama en el mundo grabado en 4K

La productora Rosy Ocampo convierte la telenovela "Antes muerta que Lichita" en el primer melodrama a nivel mundial en ser grabado totalmente en formato 4K.

El 4K es un estándar para la resolución utilizado en cine digital y ahora es aplicado en esta producción porque brinda una definición de las imágenes más elevada y a detalle, con mejor calidad de grabación, de acción rápida y visibilidad más amplia de la superficie de proyección.

De esta forma la historia, además de brindar al espectador una trama original, también ofrecerá mejor calidad en la imagen, la cual no sólo podrá apreciarse en la pantalla chica, sino también en plataformas digitales a partir de este 24 de agosto.

"Es toda una experiencia trabajar en este formato, no sólo para mí como productora. Hubo que capacitar a nuestro equipo para el manejo de las nuevas cámaras, cuyos lentes son más sensibles", explicó Ocampo.

Reconoció que desde el principio se buscó hacer algo original en todos los aspectos, "en la cuestión de tecnología es un reto porque los archivos que se graban son muy pesados y requieren de mucho trabajo de post-producción".

Destacó que han logrado tiempos efectivos en las grabaciones; sin embargo, reconoció que ahorita en el terreno de la post-producción es donde tienen algunas dificultades debido a que son muchas horas de corrección de color.

La productora se mostró satisfecha con este trabajo y su incursión en el formato 4K, que por lo regular es empleado en cine. "Ha valido la pena debido a que se brindará una mejor calidad de imagen y de sonido a la audiencia".

De esta forma Ocampo convertirá la telenovela "Antes muerta que Lichita" en el primer melodrama en el mundo en grabarse totalmente en 4K.

Desde 2005 este formato hizo su aparición con la cinta de acción "Serenity", de Joss Whedon. Hace algunos años producciones de televisión se apoyaron en este formato para la grabación de algunas escenas de proyectos como "Mentir para vivir".

Ocampo siempre se ha distinguido por su visión innovadora. En su momento buscó acaparar la atención del sector infantil con producciones plagadas de efectos especiales de alta calidad como "Alegrijes y rebujos", y después lo aplicó en historias de amor como "Las tontas no van al cielo".

Con este melodrama la productora consolidó el llamado género de "vanguardia" en Televisa, y gracias a su inquietud por incursionar en el terreno de la tecnología y nuevos formatos multimedia, fue llamada para trabajar en China para adaptar esta trama, que en México fue protagonizada por Jacqueline Bracamontes, Valentino Lanús y Jaime Camil.

Actualmente la productora se enfrenta a otro reto con las nuevas generaciones, por lo que ha desarrollado una extensa gama de aplicaciones web dirigidas al público que guste de la telenovela, la cual se prevé comercializar a nivel mundial.

Son 16 productos electrónicos, exclusivamente elaborados para plataformas digitales, basados en la historia y personajes de la telenovela protagonizada por Maite Perroni, Arath de la Torre y Eduardo Santamarina, apuntó Ocampo.