Busca cinematografía alemana independencia creativa: Maike Mia Höhne

En Alemania hay cada vez más cineastas que emprenden nuevos caminos, alejándose de las estructuras establecidas, esto es, apoyos económicos de las televisoras que determinan los rostros de los protagonistas del filme, aseguró Maike Mia Höhne, directora de la cinta "3/4".

En entrevista con Notimex luego de la proyección de su película en la Cineteca Nacional, la cineasta señaló que desde el año 2000 el Séptimo Arte alemán vive un movimiento muy fuerte, aunque sus creadores están un poco segregados, pues buscan ser ellos mismos quienes decidan cómo y con quién abordar los temas que les ocupan.

"Estamos viviendo un momento en el que se busca hacer cine independiente, sin mucho dinero pero probando cosas diferentes", agregó Mia Höhne, quien es la programadora de cortometrajes del Festival Internacional de Cine de Berlín desde 2007.

"Quizá sea un cine más 'pequeñín' el que se esté haciendo, pero es muy importante para nosotros quienes venimos de la llamada 'Escuela de Berlín' y ahora estamos tocando temas, en lo personal, que reflejen las relaciones de las pareja, algo que casi no había sido abordado", comentó la cineasta, quien este martes presentará parte de su trabajo en el Goethe-Institut en México.

Tras mencionar que el Nuevo Cine Alemán pone especial énfasis en la familia y la sociedad, Mia Höhne consideró que también ponderan el discurso de las mujeres, como en "3/4", cuya protagonista busca cumplir con uno de sus deseos: ser madre, luego de haberse realizado en su profesión y así romper con los clichés de las mujeres.

Respecto a la situación que enfrenta el cine germano, la actriz Helene Grass, protagonista de la referida película, mencionó que por desgracia para hacer cintas en Alemania es necesario estar respaldado económicamente por la televisión, "si no, no hay posibilidad".

Otro factor que vuelve complejo el hacer cine en el país europeo es la poca independencia que se tiene al recibir los apoyos (del Fondo para el fomento cinematográfico alemán (DFFF) y del Instituto de Fomento Cinematográfico (FFA)), "toda vez que la televisión impone a cierto tipo de 'casting', pues tienen que ser actores conocidos porque eso aumenta el 'rating'", lamentó.

"La gente quiere ver personas diferentes en las películas, pero ellos buscan que los actores tengan cierto reconocimiento en televisión para garantizar entradas. Por eso se toman decisiones cobardes y de falta de valor", añadió.

Con 22 años de trayectoria tanto en cine, teatro y televisión, Grass expuso que la situación que enfrentan las mujeres ante estas imposiciones televisivas es el hecho de tener que encajar en sus "clichés" de ser "modelos o monstruos", pues no hay variedad en cuanto a personajes femeninos.

Pero por suerte, dijo, "hay gente valiente como Maike, que se atreve a hacer cine sin el apoyo de la televisión, prácticamente sin dinero y con personas que trabajan por el simple gusto de hacerlo y sin cobrar. En esta película (3/4) no sólo los actores trabajamos así, sino también el equipo fílmico no cobró".

La diferencia entre este cine y el que obtiene recursos presupuestales, es que éste es más libre y honesto, y eso se ve mucho en los festivales, donde hay cintas premiadas hechas con poco dinero, dijo.

Tanto Maike Mia Höhne como Helene Grass son parte del nuevo movimiento de cine alemán, el cual busca generar reflexiones en los espectadores y desmitificar clichés sobre la situación de la pareja, la muerte, las enfermedades y los hijos.

Como ellas, existen otros cineastas que trabajan por hacer cine independiente, tal es el caso del director Jakob Lass, quien ha llenado las salas de Alemania y el extranjero con su película "Love steaks", un proyecto independiente realizado con pocos recursos y nacido en la Escuela Superior de Cine y Televisión de Potsdam.

De acuerdo con los expertos, el éxito de su proyección a nivel mundial ha sido posible con el apoyo de distintos patrocinadores y gracias a las ideas del Proyecto Fogma, cuyo alegato está encaminado en favor de la libertad y vinculado a la obligación de calidad.

La película "3/4" es una de las 16 cintas de la 14 Semana de Cine Alemán, que tiene lugar hasta el 3 de septiembre próximo en la capital del país, cuyas propuestas narrativas ponderan temas como el nuevo análisis del pasado y un cuestionamiento del presente, además de preocuparse por fondos que van desde la familia hasta los problemas sociales de la Alemania moderna.