Vence plazo en Grecia sin nuevo gobierno y deberá haber comicios

El plazo para que el líder conservador griego Vangelis Meimarakis lograra mayoría parlamentaria y reemplazara al renunciante primer ministro Alexis Tsipras venció el domingo sin resultados, por lo que deberá haber comicios en septiembre.

Tsipras rechazó este domingo una reunión con Meimarakis, líder del partido derechista Nueva Democracia, cuya única posibilidad de formar coalición era un acuerdo con la alianza de izquierda radical Syriza, que encabeza el saliente jefe de gobierno.

No hay lugar para una convergencia programática entre Nueva Democracia y Syriza, ni de formar gobierno con la actual composición del parlamento, sostuvo Tsipras al explicar su negativa a reunirse con Meimarakis, según informó la agencia griega de noticias ANA.

El dirigente de Nueva Democracia recibió el viernes el mandato de formar gobierno como líder de la segunda fuerza política legislativa, luego que Tsipras dimitió el jueves, por la escisión de su partido a causa de divergencias sobre el rescate financiero con la Unión Europea.

Un grupo de 25 diputados de Syriza abandonó la organización gobernante, en desacuerdo con los términos del tercer paquete impuesto por la Unión Europea (UE), y formó una nueva agrupación, denominada Unidad Popular, que se convirtió en tercera fuerza.

Nueva Democracia sostuvo que el rechazo de Tsipras a conversar "raya en el autoritarismo", y señaló que un encuentro bilateral "no sería una reunión amistosa ni social", y en cambio ayudaría a reducir las tensiones políticas y evitaría convocar a elecciones anticipadas.

El partido conservador acusó a Tsipras de haber decidido "por sí mismo muchos temas muy serios para el futuro del país, y cuando se dio cuenta de los efectos negativos de sus actos, se presentó como víctima".

Tras el fracaso de una eventual negociación para formar gobierno, se concretaría la posibilidad de que se convoque a elecciones anticipadas el próximo 20 de septiembre.

Una posibilidad es que el líder de Unidad Popular, Panayotis Lafazanis, reciba el encargo de formar gobierno, aunque analistas consideran poco probable que la organización de izquierda radical logre un acuerdo con las otras fuerzas políticas.

Para formar gobierno, se necesita el voto de al menos 120 diputados, que Nueva Democracia sólo hubiera conseguido con un acuerdo con Syriza.

Este domingo, el diario Ethnos publicó una entrevista con el ministro Nikos Pappas, quien descartó cualquier alianza de Syriza con Nueva Democracia, el liberal Potami o el socialista Pasok, aunque señaló la posibilidad de un acuerdo con los Griegos Independientes, como al inicio del gobierno de Tsipras.