Inadmisible, falta de seguridad en obras en Benito Juárez: Pizano

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la ALDF, Dinorah Pizano Osorio, calificó como inadmisibles las condiciones de falta de vigilancia y verificación en materia de seguridad y protección civil en las construcciones que actualmente se erigen en Benito Juárez.

Lamentó los hechos ocurridos el viernes pasado en el predio donde se construye la ampliación de Plaza Delta, donde al caer una viga de metal provocó la muerte de un trabajador y heridas en otras nueve personas.

"Sabemos que los accidentes ocurren, que las autoridades delegacionales no necesariamente son responsables, pero sí existe un margen en el cual pueden incidir para prevenirlos", indicó en un comunicado.

La legisladora recordó el accidente, en meses pasados, de otro trabajador que falleció en la edificación de la City Tower sobre Avenida México, y el derrumbe a principios de año en un predio en demolición en la calle de Nebraska donde el encargado de obra casi muere.

También, refirió, un año antes en las instalaciones de Comisión Federal de Electricidad (CFE) de la colonia Del Valle, donde una persona murió y varias más resultaron heridas.

Pizano Osorio dijo que es una constante que preocupa ya que en ocasiones, por ignorancia o por querer ahorrar dinero en el mantenimiento de maquinaria o equipo de seguridad, las empresas constructoras no cumplen la normativa y el reglamento en materia de construcciones.

"Y es donde la autoridad debe intervenir, asegurarse y garantizar que se construye en condiciones óptimas de seguridad y protección civil", indicó la legisladora perredista.

Acusó que el delegado con licencia, Jorge Romero, y los actuales encargados de despacho demostraron laxitud para hacer cumplir las leyes, mientras representantes legales de inmobiliarias muestran en videos las supuestas extorsiones de las que suelen ser objeto por parte de funcionarios delegacionales.

Por ello Dinorah Pizano sostuvo que la delegación Benito Juárez debe instrumentar un protocolo urgente de verificación en materia de seguridad y protección civil en todas las construcciones en curso.

Ello, añadió, con la finalidad de garantizar la integridad física no sólo de sus trabajadores, sino también de los vecinos que sufren lesiones por caída de material de construcciones colindantes.