Ley de Disciplina Financiera impulsa federalismo responsable: Hacienda

La iniciativa de Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios tiene como fin el uso responsable del endeudamiento como instrumento para financiar el desarrollo de las mismas, a través de mayor eficiencia y transparencia en el uso de los recursos.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que dicha propuesta de Ley, presentada por el Ejecutivo Federal el 17 de agosto pasado, reglamenta y da operatividad a la reforma constitucional en materia de disciplina financiera para los gobiernos locales.

La reforma constitucional, así como la iniciativa de legislación secundaria, surgieron de la necesidad de coadyuvar con los estados y municipios para lograr un uso más eficiente de los recursos públicos y atender los retos que se enfrentan en materia de deuda pública, abundó.

La dependencia indicó que en la actualidad el endeudamiento de estados y municipios suma 2.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cifra relativamente baja si se compara con otros países como Argentina que tiene 7.0 por ciento, Brasil 12 por ciento o Estados Unidos en donde representa aproximadamente 18 por ciento.

No obstante, entre 2008 y 2013, se observó un crecimiento acelerado del endeudamiento de estados y municipios mexicanos, pasando de 1.7 a 3.1 por ciento del PIB, añadió la dependencia federal en el Informe Semanal de su Vocería.

A pesar de que a partir de 2013 dicho crecimiento se ha contenido y de manera total no representa un riesgo sistémico para el país, existen oportunidades de mejora en el uso del financiamiento, estimó.

Lo anterior, agregó, considerando que algunas entidades federativas y municipios registran niveles muy altos de endeudamiento o problemas financieros para el pago de proveedores y contratistas.

Por ello, la iniciativa tiene como objetivo asegurar el manejo sostenible de las finanzas públicas de los estados, el Distrito Federal y los municipios, además respeta la soberanía de las entidades federativas y no altera la potestad de los Legislativos locales para autorizar y regir su deuda, anotó.

Para lograr su objetivo, señaló la Secretaría de Hacienda, la Iniciativa establece cinco principios generales de disciplina financiera y de responsabilidad hacendaria, los cuales contemplan, entre otras cosas, reglas de disciplina financiera.

Estas incluyen un balance presupuestal sostenible; techos de financiamiento; limita el crecimiento de los servicios personales; medidas preventivas; mejor planificación tanto del gasto como del ingreso, y evaluaciones costo-beneficio.

Otro principio es un sistema de alertas que pretende detectar de manera oportuna e inmediata a aquellos entes públicos que cuenten con un elevado nivel de endeudamiento, con lo cual se ubicará el nivel de techo de financiamiento de estos, y aquellos con finanzas públicas sanas tendrán acceso a las mejores condiciones crediticias.

En materia de contratación de deuda, su autorización requerirá de dos terceras partes del congreso local; su destino será únicamente para inversión pública o mejorar el perfil de su deuda; su contratación deberá garantizar transparencia y el menor costo financiero, y los créditos de corto plazo deberán liquidarse tres meses antes del término del mandato del gobierno en cuestión.

Otro principio es que el gobierno federal otorgará un aval sobre la deuda de estados y municipios, lo que permitirá disminuir los costos financieros y generar mayor margen de maniobra; para otorgar el aval, se establecerá un convenio entre un estado y la SHCP, esquema al que podrán adherirse los municipios.

Además, se deberán inscribir y transparentar en el Registro Público Único todas las obligaciones financieras que contraten los entes públicos, el cual se actualizará diariamente y se publicará en la página de internet de la SHCP, proporcionando las características financieras de cada obligación, incluyendo la totalidad de los costos de la deuda.

En cuanto a la transparencia y rendición de cuentas, a lo largo de esta Iniciativa de Ley se incluyen varias reglas en la materia, relativas a cada una de las nuevas obligaciones planteadas, pero la Iniciativa incluye un Título específico (Cuarto) al respecto.

En éste se establece la responsabilidad de incluir en los informes periódicos la información financiera conducente, sujetándose a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, y se responsabiliza a las entidades superiores de fiscalización de los estados y a la Auditoría Superior de la Federación, para fiscalizar el cumplimiento de la Ley.

En materia de sanciones por incumplimiento de la Ley, señala que éstas serán en términos del Título Quinto de la Iniciativa; los servidores públicos y las personas físicas o morales que causen daños estimables en dinero a las haciendas locales, serán responsables del pago de la indemnización correspondiente.

Además, se otorga el carácter de créditos fiscales a las sanciones e indemnizaciones impuestas por el incumplimiento de la Ley, apuntó la dependencia federal.

En conjunto, estos criterios permitirán que los estados y municipios aseguren una gestión responsable de sus finanzas públicas, generando condiciones favorables para su desarrollo y la estabilidad del sistema financiero.

Adicionalmente a la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios, la Iniciativa del Ejecutivo propone ajustar las disposiciones vigentes del marco jurídico en la materia con la finalidad de armonizarlas con la reforma constitucional.

En particular, propone reformar las leyes de Coordinación Fiscal, General de Deuda Pública y General de Contabilidad Gubernamental, refirió.

La Secretaría de Hacienda destacó que para mejorar la calidad del gasto, por parte de los tres órdenes de gobierno, la iniciativa presentada brinda las bases para avanzar en el ejercicio eficiente, oportuno y transparente de los recursos públicos.