Pide Alonso Raya informar sobre medidas contra especuladores

El coordinador perredista en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, llamó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y al Banco de México a que informen a los mexicanos las medidas que tomarán para frenar a las especulaciones.

"El Banco de México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público deben tomar medidas para frenar la especulación e informar acerca de quiénes están comprando dólares y tratando de obtener ganancias en el marco de la depreciación del peso", expuso el legislador.

El diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se refirió en específico a las acciones de algunos de los grandes bancos y corporativos empresariales del país, que aseveró han sido factor en la depreciación del peso frente al dólar.

En un comunicado señaló que si lo que se pretende realmente es crecimiento, bienestar y estabilidad, el Estado mexicano debe usar todo el abanico de política económica que tiene a la mano y reconocer que los mercados deben regularse e intervenirse.

No hacerlo implica fomentar e incentivar la especulación, pero sobre todo atentar contra el bienestar de la gente, consideró Alonso Raya, quien aseveró que "necesitamos un Estado fuerte, robusto, eficiente y promotor, con un creciente compromiso social. Los mercados no se autorregulan".

Consideró que los instrumentos del gobierno federal deben ser mucho más activos, contener una política fiscal y monetaria mucho más participativa en la economía real, posibilitar un mayor gasto en inversión y aplicar urgentemente una política industrial y de desarrollo regional consistentes, así como regular eficientemente los mercados.

"La política monetaria debe revisarse y dirigirse a reactivar el crecimiento, como se hace en Europa y los Estados Unidos, bajar la tasa de interés y posibilitar un esfuerzo crediticio mucho mayor para que se incrementen los niveles de inversión", añadió.

Miguel Alonso comentó que el reto y el compromiso del Estado debe ser crecer y mejorar los niveles de bienestar, no sólo procurar una estabilidad macroeconómica que, declaró, tiene más de 30 años sin dar los resultados esperados en términos de crecimiento económico.