Con cuentos japoneses Gekidan Kageboushi cautiva a capitalinos

Narraciones infantiles con un mensaje de amor, respeto y esperanza, cobraron vida y sorprendieron a chicos y grandes en el espectáculo, que ofreció anoche la compañía de teatro de sombras Gekidan Kageboushi, de Japón, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

Bajo la dirección de Yasuaki Yamasaki, la agrupación cautivó al público que llenó el recinto en Donceles, en el Centro Histórico, a través de cuentos tradicionales de Japón, narrados a través del lenguaje multimedia y la inclusión de marionetas.

En su presentación, Gekidan Kageboushi comprobó el virtuosismo de sus integrantes, quienes manipulan con gran agilidad las marionetas, que con movimientos precisos realizan diversas acciones en casas, montañas y campos; escenarios que fueron creados a través de proyecciones multimedia.

Marionetas con figuras de niños, jóvenes, abuelos y hasta de animalitos, manejan los actores de la compañía japonesa quienes unen su talento con la música, efectos de sonido, y una narración en español, para crear un maravilloso espectáculo.

Valores muy importantes en el desarrollo de las personas como el amor, la valentía y la nobleza, son perceptibles en las dos historias que ofreció la agrupación.

Imágenes parecidas a cómics de revistas japonesas conocidas como mangas, pero que de acuerdo a con el director Yamasaki, no tienen que ver en lo absoluto, se proyectaban en el escenario en una gran manta blanca.

El programa inició con el cuento de "La grulla agradecida", que trata sobre una ave que se enreda con una red y es liberada por un abuelo que pasaba por el lugar, en gratitud, el ave se transforma en una joven que lo ayuda a pagar sus deudas, vendiendo telas muy hermosas.

Luego siguió "El árbol del Mochi Mochi", cuento protagonizado por un abuelo y su nieto, quienes viven en el monte, en un casa que está junto a un gran árbol que en un tiempo determinado se ilumina con una gran intensidad.

Sin embargo, el día en que iba a pasar ese fenómeno natural, el abuelo se enferma, por lo que el nieto tiene que ir a buscar al doctor, y perder el miedo de ver el árbol en la noche como algo tenebroso.

Para despedirse del público, la compañía japonesa ofreció pieza de teatro de sombras, en la que con sus cuerpos y manos los integrantes hacían una gran variedad de figuras que el público ovacionó fuertemente, sobre todo los niños.

La compañía de teatro de sombras Gekidan Kageboushi volverá a presentarse hoy con ese espectáculo en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.