Ambiente favorable para mujeres emprendedoras, materia pendiente

Si bien en México la población femenina posee un fuerte espíritu y habilidades emprendedoras, carece de un ambiente de negocios favorable y de acceso equitativo a recursos como educación, Internet, cuentas bancarias y programas de capacitación.

De acuerdo con el estudio global de Mujeres Líderes Emprendedoras de la firma Dell, en donde se evalúa a 31 países, México obtiene una relativa baja puntuación en el entorno empresarial que ofrece y en el acceso a recursos.

Sin embargo, en las categorías de liderazgo y derechos, así como en la que mide el nivel de habilidades y espíritu emprendedor de las mujeres, obtiene un comportamiento positivo.

"Si las mujeres tuvieran el mismo acceso a los recursos y las redes que los hombres, y crearan empresas al mismo ritmo, los nuevos negocios y puestos de trabajo proporcionarían un impacto económico positivo significativo en las economías locales y globales", subraya el reporte.

Refiere que en Estados Unidos, país que ocupa el primer lugar en el ranking del estudio, principalmente por su entorno de negocios favorable y la movilidad laboral de este sector de la población en el sector privado, si las mujeres fundaran empresas orientadas al crecimiento de la misma forma que los hombres, ese país ganaría un estimado de 15 millones de empleos en dos años.

"Los resultados demuestran que todos los países pueden beneficiarse al mejorar las condiciones para las mujeres emprendedoras de alto impacto y al afrontar todas las diferencias de género en la actividad empresarial", subraya el documento.

La directora de Comunicación Latinoamérica de Dell, Helga Knoderer, enfatizó en entrevista con Notimex que con base en el estudio es posible identificar áreas de oportunidad, para aprovechar las habilidades y el interés de las mujeres para emprender.

"Por naturaleza a las mujeres nos resulta fácil relacionarnos con otras personas, el punto es que les está costando trabajo llevar esta habilidad al mercado laboral; la otra área de oportunidad es el acceso a capital, no es que no haya empresas que quieran fondear empresas de mujeres, sino que ellas no van por ellos", dijo.

Otro punto de mejora desde el lado de las propias emprendedoras, argumentó, es el acceso a la capacitación, pues si bien suelen prepararse, les cuesta trabajo llevar la teoría a la práctica, en tanto que el conocimiento tecnológico también es importante para impulsar un negocio.

En opinión de Knoderer, las oportunidades para las mujeres se ven reducidas cuando enfrentan la falta de servicios de cuidado de niños, un tema clave que hace la diferencia entre ser más productivas y arriesgadas, o quedarse en un mismo nivel.

Sin embargo, añadió, México como el resto de los países, enfrenta un cambio generacional importante que llevará a quienes hoy son considerados "millennials" a dar un giro a la forma en la que ingresan al mercado laboral.

"Los millennials no se ven en una empresa trabajando en un horario específico, se han dado cuenta de que pueden hacer el trabajo en diferentes lugares y momentos, y eso va a cambiar la cultura que se tiene", explicó.