Alertan por aumento de consumo de drogas en Yucatán

Autoridades de Salud en Yucatán alertaron de un aumento en el número de personas que solicitan apoyo en los centros contra las adicciones, así como una alta incidencia de alcoholismo en adolescentes de entre 15 y 18 años que conducen.

El secretario estatal de Salud, Jorge Mendoza Mézquita, dijo que entre 2010 y 2012, atendieron dos mil 500 personas al año en los seis centros contra adicciones ubicados en Mérida, Valladolid, Tizimín y Ticul.

Pero a partir de 2013 y en 2014, dijo, "hemos estado con más de cuatro mil 500 solicitudes de atenciones", y esto ha sido porque ampliaron los horarios para poder atender a más personas.

"Estas personas -señaló-, lejos de verlas como un mal para la sociedad, son gente buena que necesita ayuda, pues son enfermos y como tal haya que tratarlos".

Añadió que en materia de acciones de tipo preventivo han reforzado las medidas contra los accidentes de tránsito vinculados al consumo de alcohol, mediante la implementación de puestos de alcoholimetría.

"Podemos hablar de que el alcoholímetro ha sido muy puntal para la prevención de accidentes y para salvar muchas vidas. Estamos hablando que durante 2014 fueron instalados cerca de cinco mil puntos de revisión", destacó el también jefe de los Servicios Coordinados de Salud Pública en el Estado.

Resultado de ello, detalló, más de 340 mil pruebas de alcoholimetría fueron realizadas y 11 mil 324 conductores no aptos para manejar un vehículo automotor fueron detectados.

De estos conductores no aptos, más de medio millar de entre 15 a 18 años, que habían ingerido bebidas alcohólicas y que conducían, fueron detenidos para salvaguardar sus vidas.

Además, procedieron de la misma forma dentro del grupo de 26 a 30 años, para salvaguardar la vida de mil 815 personas que también conducían bajo los influjos del alcohol.

Mendoza Mézquita expuso la necesidad de reforzar las acciones contra las adicciones lícitas e ilícitas, pero también en la lucha contra nuevas formas adictivas a la tecnología, así como a la ludopatía o adicción al juego.