Suma una nueva condena en su contra líder de los Hermanos Musulmanes

Un tribunal egipcio condenó hoy a cadena perpetua al líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, y a otras 18 figuras prominentes de la organización islamista por el ataque a una comisaria de la policía en 2013.

El asalto fue parte de una ola de violencia que sacudió al país después de que el ejército depuso al presidente islamista Mohamed Mursi del poder tras las protestas masivas contra su gobierno en junio de 2013.

Los líderes de la organización proscrita están acusados por los hechos de violencia ocurridos en Port Said, en agosto de 2013.

Según los medios locales, además de Badie, fueron sentenciados a prisión, entre otros, Mohamed El-Beltagy y el predicador islamista Safwat Hegazy.

Badie fue declarado culpable de incitar a la violencia y del asesinato de un oficial atribuido a un grupo de manifestantes pro-Mursi que atacaron la estación de policía.

El líder supremo de la Hermandad Musulmana ya ha recibido dos condenas a muerte en otros procesos judiciales, uno referido a un escape de la prisión y el segundo por "ataques planeados contra el Estado" durante el verano de 2013.

Los Hermanos Musulmanes son la más antigua organización islámica de Egipto, cuya ideología se basa en las enseñanzas del Corán, pero el régimen del presidente Abdel Fatah al Sisi lanzó una ofensiva para desarticular al grupo.