Se apoyará a diputados del PRI y PVEM en diálogo legislativo: Nuño

El jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Aurelio Nuño Mayer, expresó que desde el gobierno se dará respaldo a los legisladores del PRI y del PVEM para dialogar y negociar con los demás actores políticos.

Al participar en la primera reunión plenaria de los grupos del PRI y del PVEM de la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados, indicó que el objetivo es sacar adelante las propuestas y hacer frente a las grandes prioridades que se tendrán en la segunda mitad del sexenio.

Señaló que se viven momentos difíciles y la respuesta que den los diputados de ambas fuerzas políticas a momentos coyunturales será fundamental para que la población entienda el proceso de transformación que vive el país y que impulsa el presidente Enrique Peña Nieto.

Expuso que el punto medular de esas grandes transformaciones es terminar con la desigualdad social.

El primero aspecto es consolidar las reformas estructurales, que están caminando; el segundo es el fortalecimiento del Estado de derecho y combate a la corrupción; y el tercero un combate más agresivo contra la desigualdad.

Explicó que esas prioridades se enfrentarán con dos contextos complicados pero se pueden superar. "Derivado de la caída del precio del petróleo y del entorno económico, vamos a tener un presupuesto mucho más acotado de lo que quisiéramos".

Es por ello, precisó, que se está hablando del Presupuesto Base Cero, que significa que se tendrá "menos dinero global para gastar, derivado de la disminución de los precios del petróleo y del entorno internacional complicado".

Detalló que lo que se debe hacer es focalizar esos recursos en los programas y en las políticas públicas que puedan ser lo más efectivas posibles.

Consideró que será un proceso muy complejo, pero le dejará al país una gran herencia y será una estructura presupuestal mucho más eficaz, sana y que tendrá un impacto social mucho mayor.

Ese, abundó, es un gran reto que se deberá llevar juntos y será una responsabilidad de la Cámara de Diputados aprobarlo, y para ello se trabajará de manera muy cercana.

Exhortó a los representantes populares a regresar a sus lugares de origen para informar a la población que el país tiene rumbo y va por buen camino, ya que las reformas estructurales empiezan a dar resultados.

Mencionó que una de las prioridades del presidente Enrique Peña Nieto es el sistema educativo, ya que es una de las armas para reducir la desigualdad social en el país.

"Acompañando a la reforma educativa podemos tener en los próximos tres años políticas todavía más agresivas en este sector y que pudiéramos llamar la segunda parte de la reforma educativa que tiene que ver con los contenidos", argumentó.

Efectivamente, indicó, los contenidos de la educación se han quedado rezagados y es momento de ponerlos al día.

Todo ello, agregó, implica un gran proceso de consenso para que los maestros hagan suyo un nuevo programa y plan de estudios y que los padres de familia también lo hagan suyo y puedan participar. "Hay algo muy importante en esto, sin los padres de familia la educación queda a la mitad", añadió.

En su intervención Nuño Mayer dijo a los asistentes que en esta segunda mitad de gobierno el Presidente de la República tiene y tendrá un enorme respaldo para sacar adelante estos retos.

Subrayó que el Jefe del Ejecutivo mantendrá una absoluta apertura en la búsqueda de acuerdos con todas las fuerzas políticas y se dijo convencido que los legisladores del PRI y PVEM coadyuvarán inmensamente en esta tarea.

"Pero también estoy seguro que los representantes de ambos partidos serán enormes defensores del presidente frente a lo que vamos a tener en los próximos tres años", añadió.

Aseveró que el primero y más obvio de esos grandes retos es continuar la implementación de las reformas estructurales, las cuales empiezan a caminar pero sin lugar a dudas parte central del trabajo es que queden plenamente consolidadas y logren transformar aún más la vida cotidiana de los mexicanos.