Oro avance 3.97% en la semana ante incertidumbre global

Del 17 al 21 de agosto, el precio del oro avanzó 3.97 por ciento, al cotizarse en mil 159.20 dólares por onza, debido a un incremento en la demanda del activo a manera de refugio, ante la preocupación sobre el desempeño de la economía global.

De acuerdo con Banco Base, las medidas de estímulos por parte de China han mostrado que el gobierno está preocupado por el bajo desempeño de la segunda mayor economía del mundo y la caída en las exportaciones del país, lo que ha causado aversión al riesgo en el mercado.

Y es que la manufactura china se contrajo por sexto mes consecutivo, con el PMI en 47.1 puntos en agosto; mientras que la devaluación del yuan provocó la preocupación entre los inversionistas, ya que otros países podrían iniciar una guerra de divisas.

Por su parte, la plata avanzó 0.18 por ciento en la semana, al cotizarse en 15.29 dólares por onza; mientras que el cobre concluyó con una caída de 1.81 por ciento, al ubicarse este viernes en cuatro mil 995.35 dólares por tonelada, su nivel más bajo desde 2009.

La baja del cobre se da ante la expectativa de una menor demanda por parte de China, principal comprador de metales a nivel global, tras la devaluación del yuan y el sexto mes consecutivo de contracción en la manufactura, según mediciones de empresas privadas.

A su vez, el aluminio llegó a mil 523.50 dólares la tonelada, con una pérdida semanal de 1.74 por ciento y de 16.52 por ciento en el año; en tanto que el plomo cerró en mil 695 dólares, al perder 2.71 por ciento en la semana y 8.03 por ciento en lo que va de 2015.

En el mercado energético, el crudo Brent se ubicó en 45.45 dólares por barril, lo que significó una pérdida de 7.32 por ciento, su pérdida semanal más fuerte desde la segunda semana de marzo, con un nivel mínimo de 45.07 dólares no visto desde 2009.

A su vez, el West Texas Intermediate (WTI) concluyó con una caída de 5.08 por ciento, al llegar a 40.35 dólares el tonel, mientras que en la semana alcanzó un nivel mínimo de 39.86 dólares por barril, su menor lectura en los últimos seis años.