Ofrece Peña Nieto acelerar transparencia y combate a corrupción

El presidente Enrique Peña ofreció acelerar la puesta en marcha de mecanismos de transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción, y trabajar con el Congreso para concretar la legislación reglamentaria del Sistema Nacional Anticorrupción.

En el marco de la XXXVIII Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, destacó la resolución de la Secretaría de la Función Pública (SFP) que determinó que no hubo conflicto de interés de funcionarios actuales, pero ofreció una disculpa por las interpretaciones que lastimaron e indignaron a mexicanos.

Al fijar su postura sobre las conclusiones que dio la SFP, expuso que después de una exhaustiva investigación se determinó que las conductas de las partes involucradas fueron legales y no existieron dichos conflictos de interés.

En este sentido, dijo que su conducta y la de su esposa Angélica Rivera estuvieron apegadas a la ley, aunque estos acontecimientos "dieron lugar a interpretaciones que lastimaron e incluso indignaron a muchos mexicanos. A todos ellos les ofrezco una sincera disculpa".

"En este tiempo he reflexionado profundamente sobre lo ocurrido. Estoy plenamente convencido que en el México actual la conducta del presidente como jefe del Estado y la de todos los que tenemos el privilegio de servir a los mexicanos, además de apegada derecho, debe ser tal que nuestras acciones no generen desconfianza entre la población", expresó.

En este sentido, enfatizó que la responsabilidad pública se rige por la ley, pero los servidores públicos están obligados actuar de tal manera que sus acciones no provoquen ni sospechas ni malas interpretaciones.

Indicó que se ha generado un necesario y profundo debate sobre la transparencia, la rendición de cuentas y el combate a la corrupción, y ante ello, junto con el Congreso y expertos de la sociedad civil, se promovió una de las legislaciones más avanzadas en la materia.

Aseveró que este cuerpo normativo "no tiene precedentes en la historia del país", y reiteró su compromiso de acelerar la puesta en marcha de estos mecanismos, para lo cual trabajará con el Congreso de la Unión para concretar la legislación reglamentaria del Sistema Nacional Anticorrupción.

Desafortunadamente las instituciones públicas y privadas han sufrido un deterioro de la confianza, enfatizó, pero "también existe una pérdida de confianza entre los ciudadanos mismos", por lo que hizo un llamado a estar "más unidos que nunca" ante un escenario económico internacional adverso.

Sostuvo que la confianza de la sociedad "no la vamos a recuperar con discursos. Sólo la vamos a recuperar con acciones concretas", y se comprometió a trabajar para demostrar que las reformas estructurales sí pueden cambiar la vida cotidiana de las familias mexicanas.

"Demostremos que sí es posible combatir con eficacia la corrupción, que sí es posible tener un México con educación de calidad, que sí es posible tener una nación más productiva y generadora de riqueza, y que sí es posible vencer a la delincuencia", recalcó el presidente.

Invitó a todos los sectores a trabajar unidos para que "independientemente de nuestro origen partidista, nuestras creencias e incluso nuestros desacuerdos construyamos a partir de un objetivo común: el de recuperar la confianza de México y la confianza en México".