Descarta SFP conflicto de interés en compra de inmuebles

La Secretaría de la Función Pública (SPF) descartó que el presidente Enrique Peña Nieto, su esposa, Angélica Rivera, y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, incurrieran en conflicto de intereses por la adquisición de inmuebles a empresas que hoy tienen algunas licitaciones con el gobierno federal.

En conferencia de prensa para dar a conocer los resultados de las investigaciones, el titular de la SFP, Virgilio Andrade Martínez, explicó, entre otros argumentos, que los tres contratos se firmaron antes de que los involucrados fueran servidores públicos federales y que no intervinieron en las licitaciones que las empresas de Luis Armando Hinojosa y Arturo San Román han ganado en la actual administración.

Recordó que de acuerdo con las Ley Federal de Responsabilidades Administrativas, para que exista conflicto de interés se debe demostrar que el servidor público actuó de forma parcial, motivado por intereses personales familiares o de negocios, afectando sus funciones.

"Lo central en el conflicto de interés es acreditar que hubo actuación parcial del servidor público en el ejercicio de sus propias atribuciones, de otra forma no se incurre en conflicto de interés", señaló.

Explicó que Juan Armando Hinojosa Cantú está relacionado con cuatro empresas que tienen 22 contratos con el gobierno federal; mientras que Ricardo Arturo San Román Dunne está relacionado con dos que concentran 11 contratos.

Estos 33 contratos fueron celebrados con 15 distintas dependencias y representan el 0.017 por ciento de los contratos que la administración pública federal ha celebrado del 1 de diciembre de 2012 al 31 de marzo de 2015.

De acuerdo con Andrade Martinez, se interrogó a 111 funcionarios públicos que participaron en los respectivos procesos de licitación, y negaron haber recibido presiones para favorecer a las empresas relacionadas con Hinojosa y San Román.

En el caso de la propiedad ubicada en la calle Sierra Gorda, en las Lomas de Chapultepec, que Angélica Rivera pretendía comprar a una empresa de Hinojosa dijo que la casa nunca pasó a ser propiedad de Rivera.

El contrato de compra-venta entre Rivera y la empresa Ingeniería Inmobiliaria del Centro se firmó el 12 de enero de 2012 bajo la modalidad de reserva de dominio, se estipuló un precio de 54 millones de pesos a pagar en ocho años a un interés de nueve por ciento.

De esa cantidad, Rivera solo pagó 14 millones 594 mil 31 pesos mediante 35 cheques que equivalen al pago de los intereses como habían estipulado en el contrato.

Mediante otros dos cheques desembolsó 10 millones 500 mil pesos por concepto de renta que tuvo que pagar a la inmobiliaria por terminar el contrato en diciembre de 2014.

Los contratos fueron contrastados por la Función Pública, además de corroborar en el Registro Público de la Propiedad que el inmueble seguía siendo propiedad de la empresa. Además todos los cheques fueron verificados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Se comprobó que los pagos fueron realizados con recursos propios de Rivera, provenientes principalmente del convenio de terminación de relaciones con Televisa, firmado el 25 de junio de 2010, mediante el cual la televisora dio a la actriz 88 millones 631 mil 200 pesos y una casa en Paseo de las Palmas en Lomas de Chapultepec.

Ello, fue corroborado con la declaración de la representante legal de Televisa Talento S.A. de C.V., la copia de los cheques expedidos por Televisa y la declaración fiscal de Angélica Rivera.

Sobre el caso de las propiedades en Malinalco, Estado de México, adquiridas por el secretario Luis Videgaray a la empresa Bienes Raíces Hig, recordó que costaron siete millones 500 mil pesos a un plazo de 18 años el primero y de tres años el segundo.

Sin embargo, liquidó anticipadamente la propiedad mediante el pago de dos obras de arte que le fueron recibidas por un monto de dos millones 250 mil pesos, y después de las retenciones de impuestos quedaron en un millón 800 mil pesos de pago anticipado.

Posteriormente, el 31 de enero de 2014, Videgaray cubrió todo el adeudo pagando seis millones 601 mil 349 pesos con recursos propios.

Sobre la propiedad que el presidente de la república posee en el Club de Golf Gran Reserva en Ixtapan de la Sal, ligada, al empresario San Román Dunne, el secretario de la Función Pública resaltó que consta de tres: el 7, 8 y 9.

El lote número nueve fue comprado el 27 de diciembre de 2005, mientras que el 7 y el 8, el 18 de agosto de 2006, fecha en que también fue formalizada la escritura. Dicha propiedad fue declarada por el presidente ante la Función Pública.

Andrade concluyó que los contratos celebrados por el presidente, Videgaray y Angélica Rivera con las empresas, se firmaron antes de ser funcionarios públicos federales y no sufrieron modificaciones para favorecerlos una vez en el poder.

Asimismo resaltó que toda la información del caso está disponible en la página de Internet de la Función Pública www.funcionpublica.gob.mx.