Niños con males del corazón padecen hipertensión arterial pulmonar

La mayor parte de los pacientes con hipertensión arterial pulmonar, que en México tienen entre 10 a 20 años, se relaciona con enfermedades del corazón, señaló el cardiólogo pediatra, Humberto García Aguilar.

Otro grupo con mayor riesgo son los niños con Síndrome de Down, pues la mitad de ellos presenta una enfermedad congénita del corazón, dijo en una entrevista el médico del Centro Nacional 20 de Noviembre del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

En la hipertensión arterial pulmonar los vasos sanguíneos que llevan la sangre del corazón a los pulmones para oxigenarla se endurecen y estrechan, lo que provoca un aumento en su presión, por lo que el corazón tiene un mayor esfuerzo lo que ocasionará un debilitamiento, explicó el médico.

Los principales síntomas de esta enfermedad crónica son falta de aire, fatiga, debilidad, desmayos y una coloración morada en las uñas y labios, puntualizó. Su diagnóstico es difícil pues a menudo se confunde con asma, hipotiroidismo y otros males pulmonares.

A pesar de que el padecimiento también afecta a adultos, en la etapa infantil suele ser más agresiva, pero responde mejor al tratamiento, dijo el especialista durante su participación en el Séptimo Simposio Latinoamericano de Hipertensión Pulmonar, que reúne a más de 300 especialistas y es organizado por Actelion.

Por otra parte, el cardiólogo pediatra comentó que la cardiopatía es el defecto congénito más frecuente, ya que se estima que entre ocho y 10 nacimientos presentarán alguno.

Tan solo el año pasado, alrededor 16 mil niños nacieron con una enfermedad del corazón en México, de los cuales la mitad requirió una cirugía urgente durante el primer año de vida, sin embargo, se operan alrededor de cinco mil niños al año.

El resto desarrollará hipertensión arterial pulmonar, afirmó García Aguilar, quien resaltó la importancia de contar con un diagnóstico prenatal, así como con la infraestructura necesaria para intervenirlos de manera oportuna y prevenir su aparición.

Pues de acuerdo con el especialista 15 por ciento de los pacientes que fueron operados de forma adecuada y oportuna volverán a desarrollar hipertensión arterial pulmonar, sin que la ciencia aún sepa la causa de ello.