La familia Bichir vuelve a reunirse en "El último preso o la policía"

La familia Bichir volvió a reunirse en el montaje "El último preso o la policía", de Slawomir Mrozek, obra que por momentos fue interrumpida por los aplausos del público ante las ocurrencias de los personajes a cargo de Demián, Bruno y Odiseo Bichir.

El Teatro Helénico, que albergará la pieza teatral del 21 de agosto al 1 de noviembre, fue el escenario donde la dinastía Bichir se reunió, luego de 10 años desde la última producción escénica "Malcolm y su lucha contra los Eunucos".

Los tres hermanos, dirigidos por Alejandro Bichir, acompañados por el actor Reynaldo Rossano, ofrecieron una historia divertida sobre un sistema político irreal en que todos están de acuerdo con las leyes y por ende, no hay delincuencia.

El talento y la experiencia de los hermanos Bichir se hizo presente en el escenario, pues cada uno en su papel, interpretó de manera excepcional su personaje hasta provocar las carcajadas de los asistentes a través de sus diálogos o solo con algunas expresiones, incluyendo a Reynaldo Rossano, quien personificó a una mujer.

Para el desarrollo de la historia, se contó con una escenografía un poco contemporánea que se transformaba de una oficina de un comandante a una sala de una casa, que incluía dos fotografías cuyas imágenes eran de un niño rey y el tío regente.

Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), junto con el público, gozó de principio a fin las actuaciones de los hermanos Bichir, con un argumento que a pesar de los años sigue vigente.

La historia tiene lugar en un hipotético país, donde el sistema represor ha sido brutal que ya nadie está dispuesto a reclamar sus derechos ni alzar la voz en contra del gobierno.

Sin embargo, el último preso político que queda está dispuesto a retractarse de sus ideas subversivas y revolucionarias con el fin de ser puesto en libertad.

Esto acarrea un sinfín de hilarantes enredos, donde la policía y el sistema se cuestionan su razón de ser, porque al no haber nadie a quien aprehender, qué sentido tendría la existencia de éstos.

Cabe señalar que montar "El último preso o la policía" no fue una decisión arbitraria del director Alejandro Bichir, su determinación obedeció al origen de esta obra, la cual fue escrita por Mrozek, antes de pasar muchos años de su vida autoexiliado en México.

"El último preso o la policía" cuenta con las actuaciones de Odiseo, Demián y Bruno Bichir, así como de Reynaldo Rossano; la obra se presentará en el referido teatro del Centro Cultural Helénico, del 21 de agosto al 1 de noviembre, los viernes a las 20:30 horas; sábados a las 18:00 y 20:30 horas y domingos a las 18:00 horas.