Docentes de Unison diseñan máquina para clavados en seco

Docentes de las licenciaturas en Ingeniería en Mecatrónica y en Ingeniería Industrial y de Sistemas de la Universidad de Sonora (Unison) diseñaron una máquina para entrenamiento en seco de la disciplina de clavados.

Los inventores de este prototipo deportivo son Luis Enrique Velázquez Contreras, Nora Elba Munguía Vega y Javier Esquer Peralta, del Departamento de Ingeniería Industrial, así como Ángel Benjamín Gutiérrez Carreño, de Ingeniería en Mecatrónica.

Los académicos acreditados como creadores del artefacto recibieron el título de patente por parte del Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI).

Velázquez Contreras dijo que se trata de un diseño del que no exista algo similar a nivel mundial y debido a la calidad inventiva del proyecto se otorgó la patente con vigencia de 20 años y la etapa siguiente es la comercialización.

El diseño de la máquina de clavados en seco es para menores de cinco a 15 años de edad que se dedican a la práctica amateur o profesional de este deporte, pues se trata de un prototipo que reduce las lesiones durante los entrenamientos.

Es común ver a niños clavadistas de 10 años con lesiones en rodilla o muñecas, ocasionados por el impacto contra el agua, refirió.

"En años recientes hemos visto que el deporte de clavados ha dado a nuestro país diversas medallas y logros deportivos, pero durante el entrenamiento los deportistas sufren lesiones y eso lo que deseamos evitar con esta máquina de clavados", externó.

Destacó que el prototipo deportivo permitirá también a los deportistas perfeccionar la técnica utilizada.

Se trata, explicó, de una estructura metálica a la que el usuario se asegura de un cinturón con arneses y le permite realizar movimientos verticales, horizontales, ascendentes, descendentes, girar, rotar, brincar y alcanzar una altura de hasta tres metros.

De esta manera, el deportista puede practicar con seguridad clavados con alto grado de dificultad; un menor amateur practica hasta 30 clavados en el agua diario, mientras que en la rama profesional puede tirarse hasta 100 veces.

Sin embargo, destacó, con la máquina se pueden realizar hasta 500 clavados diarios sin el riesgo de lesiones ni de fatiga.