Acusa Hillary a Jeb Bush de ofender a inmigrantes indocumentados

La campaña demócrata de Hillary Clinton acusó hoy al aspirante presidencial republicano Jeb Bush de ofender a los inmigrantes con una retórica despectiva, cuando éste tildó a los hijos de indocumentados nacidos en Estados Unidos como "bebés ancla".

Bush defendió sus propios comentarios hechos el miércoles en el sentido de que algunas personas utilizan el término "bebés ancla" para describir a los inmigrantes indocumentados que dan a luz en este país para que sus hijos obtengan la ciudadanía estadunidense.

"¿Tienes un mejor término? Dame un mejor término y lo usaré", le respondió molesto Bush a un reportero. Enseguida dejó claro que respalda la enmienda 14 de la Constitución, que otorga la ciudadanía estadunidense a cualquier persona nacida en Estados Unidos.

Bush salió así al paso de la polémica propuesta de Donald Trump de abrogar legalmente la enmienda constitucional, bajo el argumento de que es abusada por los extranjeros que desean permanecer en Estados Unidos.

Pero la campaña de Hillary Clinton aprovechó el incidente para atacar a Bush, como antes lo había hecho con Trump.

"Es una desgracia ver que estos candidatos atacan a un grupo de ciudadanos americanos que no sólo tienen el mismo derecho como cualquier otra persona en este país, sino que representan los valores sobre los que el país fue construido", dijo su portavoz hispana Lorella Praeli.

"No son bebés ancla. Son bebés. Son parte de nuestras comunidades. Son ciudadanos estadunidenses. Punto", remató Praeli.

Aunque tanto Bush como Clinton respaldan una reforma migratoria, sólo la ex primera dama apoya una iniciativa que incluye una ruta especial a la ciudadanía para más de 11 millones de inmigrantes indocumentados.

Por separado, Trump comparó en una entrevista televisiva su plan de construir un muro en la frontera con México con la Gran Muralla China, edificada hace más de dos mil 500 años. "Tendremos una Gran Muralla. La llamaremos La Gran Murralla Trump", ironizó.