Califican de positiva Ley de Disciplina Financiera en estados

La iniciativa de Ley de Disciplina Financiera es un factor positivo, pues tiene el potencial de mejorar la gestión financiera y de deuda de las entidades regionales y locales en México, señaló Moody's Investors Service.

La calificadora internacional apuntó que dichas propuestas legislativas, dadas a conocer por el presidente Enrique Peña Nieto esta semana, están destinadas a fomentar un manejo más responsable y prudente de las finanzas públicas de estados, municipios y entes públicos.

Si bien dicha iniciativa está sujeta a la revisión del Congreso, "consideramos la propuesta como un factor positivo", agregó Moody´s en un reporte elaborado por los analistas Francisco Uriostegui y María del Carmen Martínez-Richa.

La propuesta establece principios de planeación financiera, entre los cuales destaca que los estados y municipios lleven a cabo proyecciones de sus finanzas públicas, así como la creación de fondos de ahorro para absorber el costo de desastres naturales y otras contingencias.

Esto constituye un cambio trascendental, ya que en la actualidad la planificación financiera de los gobiernos sub-soberanos mexicanos es débil, la gran mayoría presupuesta únicamente el año en curso y no lleva a cabo ninguna previsión contra choques externos.

La consultora indica que como resultado de prácticas financieras débiles, los estados y municipios mexicanos han reportado déficits financieros promedio equivalentes a 2.0 y 3.7 por ciento de los ingresos totales, respectivamente, durante los últimos cinco años.

Menciona que la Ley de Disciplina Financiera propuesta también incluye un sistema de alertas para advertir a los estados y municipios cuando su condición de endeudamiento sea elevado.

Dicho sistema se basará en indicadores de deuda y pasivos, los cuales se publicaran trimestralmente, y esto promoverá un mayor escrutinio público de la deuda sub-soberana, explica la evaluadora internacional de riesgo crediticio.

La propuesta establece además límites para el endeudamiento a corto plazo y un marco claro de definiciones legales, que limitarán diversas interpretaciones de los conceptos relativos a la deuda y su uso.

Moody's apunta que la nueva ley también permitiría a los gobiernos locales obtener la garantía de la deuda del gobierno federal, lo cual disminuirá los costos de financiamiento; a cambio de la garantía, la entidad se comprometerá a entrar en un plan para fortalecer su posición fiscal.

"Después de varios años de crecimiento rápido de la deuda pública, de algunos casos de deterioro financiero abrupto y de eventos de incumplimiento de pago, esta propuesta es la etapa final de una reforma destinada a dar mayor certeza y viabilidad al mercado de deuda pública en México".

La agencia calificadora precisa que el impacto dependerá de la versión final que sea aprobada por el Congreso, y de su implementación exitosa.