Jimmy Carter revela que tiene cáncer en el cerebro

El cáncer diagnosticado la semana pasada al expresidente Jimmy Carter es un melanoma que se ha extendido al cerebro, informó hoy el propio exmandatario, indicando que esta misma tarde será sometido a primer tratamiento de radiación.

En rueda de prensa en el Centro Carter en Atlanta, Carter dijo que aunque el tumor que le fue removido del hígado en una reciente operación parece haber eliminado el cáncer en ese órgano, los médicos descubrieron cuatro pequeños tumores en el cerebro.

"Estoy listo para cualquier cosa y esperando la próxima aventura", dijo el exmandatario de 90 años de edad a reporteros en una rueda de prensa en el Centro Carter en Atlanta, Georgia, donde dio a conocer que esta tarde será sometido a su primera sesión, de cuatro, de radioterapia.

La semana pasada, a través de un comunicado, Carter reveló haber sido diagnosticado con cáncer después de que los médicos le descubrieron un tumor en el hígado, el cual fue removido junto con una décima parte del órgano.

Debido a su historial de cáncer en su familia, Carter fue sometido a mayores estudios ante la sospecha de los médicos de que el melanoma pudo haberse originado en otro órgano como el páncreas, aunque esto último resultó negativo.

"Los médicos realizaron entonces una biopsia y un MRA (Imagen de Resonancia Magnética) y encontraron que tengo cuatro pequeños puntos de melanoma en mi cerebro. Son puntos muy pequeños, de cerca de dos milímetros", explicó.

Recordó que después de este último diagnóstico "pensé que tenía algunas semanas (de vida)", si bien aseguró que su reacción fue de calma, no así la de su esposa Rosalyn, con quien ha estado casado por 69 años.

El exmandatario se dijo afortunado porque "he tenido una vida maravillosa", con miles de amigos y una vida que ha sido estimulante, venturosa y gratificante, "pero ahora todo está en manos del Dios al que adoro y estoy preparado para lo que venga".

"Tengo una fe profunda por la que estoy profundamente agradecido y me sorprendió gratamente que no tuve actitudes de desesperanza, enojo o algo similar", dijo al ser cuestionado sobre su reacción inicial.

El exjefe de Estado dijo que a la par de su tratamiento los médicos continuarán monitoreando otras partes su cuerpo para determinar el punto donde el melanoma se originó y anticipó que es probable que haya nuevos diagnósticos de cáncer.

Carter reveló haber recibido llamadas telefónicas del presidente Barack Obama y de los expresidentes George H. Bush, George W. Bush y Bill Clinton, así como Hillary Clinton y el secretario de Estado Jonh Kerry, quienes dijo se comunicaron con él "por primera vez en mucho tiempo".

Carter, el trigésimo noveno presidente de Estados Unidos, dijo nunca haber dudado de la recomendación de sus doctores para someterse a tratamiento en el centro médico de la Universidad Emory en Atlanta, Georgia.

En sus memorias "Una vida completa", el exmandatario reveló que su padre, un hermano y dos hermanas murieron de cáncer en el páncreas.

Desde su salida de la Casa Blanca Carter se ha mantenido activo trabajando al lado de su esposa Rosalyn Carter en la promoción de la salud, la democracia y la paz en el mundo a través de la organización que lleva su apellido.

Carter recibió el Premio Nobel de la Paz en 2002.