Defiende presidente de Guatemala gestión de militares en seguridad

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, defendió la gestión de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad y lucha contra el crimen organizado transnacional, informaron hoy fuentes oficiales.

La oficina de prensa del gobierno se refirió al programa de televisión "De frente con el presidente" que se transmitió la noche del martes, dedicado al 142 aniversario de la fundación del ejército de Guatemala.

El mandatario ratificó al tema de la "seguridad de los guatemaltecos" como una de las prioridades de su gobierno, cuyo mandato de cuatro años comenzó el 14 de enero de 2012.

Dijo que en este propósito continuará el apoyo del ejército a las autoridades civiles de seguridad, pero sin dejar de lado sus funciones de salvaguardar las fronteras nacionales y asistir a la población, como en casos de desastres naturales.

En el programa participó el ministro de la Defensa, general Ulises Anzueto, quien dejará el cargo en los próximos días y también terminará su carrera militar una vez que cumplió 33 años de servicio.

El gobernante, general retirado, destacó la colaboración militar con la Policía Nacional Civil (PNC). Ambas instituciones coordinan trabajos para lograr "la paz y la tranquilidad que los guatemaltecos se merecen", indicó.

Dijo que al final de su gestión se contará con casi el doble de elementos de la PNC -al pasar de 23 mil 40 mil agentes- para reforzar la seguridad, y rechazó señalamientos de grupos de la oposición sobre una supuesta inclinación de su gobierno por el ejército.

Cuando las condiciones lo permitan, "el ejército volverá a su mandato principal, que es proteger las fronteras del país y procurar la soberanía nacional. Ellos (los militares) están al servicio de los guatemaltecos", enfatizó.

El presidente Pérez Molina afirmó que las Fuerzas Armadas fueron "más allá" en el cumplimiento de los acuerdos de paz suscritos por el gobierno y la guerrilla el 29 de diciembre de 1996, que finalizaron una guerra interna de 36 años que causó 200 mil muertos y desaparecidos.

Los acuerdos de paz establecían una reducción del 33 por ciento en número de efectivos y del presupuesto del Ministerio de la Defensa, pero la disminución fue del 66 por ciento en ambos rubros, dijo en su intervención el ministro Anzueto.

El ejército cuenta con unos 23 mil hombres, luego de que con la reducción fijada en los acuerdos de paz quedó en 15 mil.

Pese a las limitaciones de recursos y de personal, se cumple con las tareas asignadas por el Ejecutivo, para "no permitir que se exacerben las condiciones de criminalidad", afirmó el ministro de la Defensa.

Anzueto, quien será relevado en los próximos días como titular de Defensa por el general Manuel López, encabezaría la Comisión Centroamericana de Seguridad Democrática, creada en la pasada cumbre de presidentes del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

El presidente Pérez Molina, quien presentó al SICA la iniciativa de creación de la Comisión Centroamericana de Seguridad Democrática, informó que propondrá a sus colegas de la región el nombramiento del general Anzueto para dirigir la entidad que está en formación.