Entrega y preparación, básicos para un buen actor: Juan Antonio Llanes

El actor y director Juan Antonio Llanes aseguró que la actuación es un arte que exige pasión para vencer los obstáculos que se presenten y si se dice pasión, entonces se habla de una entrega total donde la preparación es fundamental.

En entrevista con Notimex, el histrión que en breve celebrará 50 años de carrera, destacó que contrario a lo que las nuevas generaciones piensan, "tú no seleccionas al teatro, el teatro te selecciona a ti a través de los años", por ello fustigó a quienes se dedican a embellecer el cuerpo y se olvidan de la preparación.

Una de las grandes debilidades de la actuación, aseveró, es la falta de humildad, pues todo mundo quiere ser estrella de la televisión. Hombres y mujeres van al gimnasio, se cuidan el físico, ¿y el espíritu?, ¿y los conocimientos?, ¿y la ilusión, la pasión, los sueños de querer ser estrella?

Todo eso es bueno, pero hay que prepararse, hay que estudiar, hay que investigar. Al mismo tiempo que cultivas tu cuerpo, entrenas tu espíritu, tu alma, lee, viaja, entérate de todo lo que está pasando en el mundo.

Por ello, sugirió a quienes desean como él abrazar esta profesión, elegir "el camino más largo, el de la preparación y el estudio".

El maestro de innumerables generaciones de actores del teatro, el cine y la televisión agregó que el teatro "es como un gran cedazo, quieren entrar mil y sólo caben 10, son como gotas, porque son los que tienen la pasión, el deseo de expresarse a través del arte de la actuación y no sólo el deseo que me vean en la televisión".

Algo muy común cuando hacíamos los exámenes de admisión -a centros de estudios para actores donde fue profesor- es que la gente que deseaba ingresar lo hacía porque quería que lo admiraran o la admiraran.

Recordó que las carencias actorales, a través de esquemas como el llamado Star System, eran suplidas con las físicas a través de un cirujano, quien corregía ojos pequeños, falta de glúteos o pechos, empero insistió, ¿y el espíritu?

"El espíritu necesita ser nutrido y eso lo nutre la música, la danza, la pintura, la escultura, el buen arte en general, el buen cine. Por el contrario vivimos una incultura y la ignorancia es abismal".

La actuación es como un sacerdocio del escenario, en el que se debe hacer una entrega al arte y en el que el teatro es el papá de todas las artes.

Hoy vemos muchas escuelas de actuación en México y las que más éxito tienen son las que prometen actuación para televisión, son las particulares, pues todo mundo quiere ser actor de televisión y cuando llega al teatro les va de la fregada, porque en realidad no saben actuar.

"En una ocasión, una actriz ya fallecida me aseguró que había sido engañada, porque le prometieron ser estrella de televisión, pero estaba en clases de teatro. Me molesté mucho y le dije: 'Si sabes hacer bien teatro vas a hacer bien la televisión y estupendamente el cine, pues sólo tienes que bajar una o dos rayitas a la voz y las reacciones".

Llanes aseveró que "todo mundo quiere ser una estrella para ganar dinero y está bien, pero prepárate, invierte en cirugías si quieres, pero antes en una muy buena educación.

Actor de montajes como "El hombre de la Mancha" apuntó que una experiencia personal es precisamente la preparación y contrario a los estándares de belleza que se piden en la actualidad, "en el teatro, la televisión o el cine hay feos y nos contratan por ser buenos actores".