Obama señala como necesario mejorar la relación policía-comunidad

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, señaló hoy que son necesarias algunas reformas a los sistemas judicial, educacional, carcelario y a nivel familiar, para mejorar la relación entre las fuerzas del orden y la comunidad.

En su mensaje sabatino, el mandatario mencionó los progresos que su administración ha logrado para mejorar la relación ente la policía y la población, pero reconoció que aún faltan acciones.

Al cumplirse un año de la muerte del joven afroestadunidense Michael Brown en Ferguson, Misuri, Obama recordó que este y otros eventos similares en Cleveland, Staten Island, Baltimore, Cincinnati, han desatado protestas y un "examen de conciencia" en todo el país.

Agregó que durante el último año "aprendimos a ver con mayor claridad que nunca, la frustración de muchas comunidades de color y el sentimiento de que nuestras leyes pueden ser aplicadas de manera desigual".

El presidente recordó que tras la muerte de Brown y las protestas en Ferguson, ordenó la creación de una fuerza de trabajo que en mayo pasado presentó un informe con 59 recomendaciones.

Entre ellas se incluyó la optimización de la información y la tecnología, el mejoramiento en el entrenamiento, capacitación e involucramiento de la policía en las escuelas.

Obama apuntó que docenas de departamentos de policía comparten información con el público sobre citatorios, detenciones y cateos, así como de tiroteos en los que han intervenido oficiales de policía.

"Hemos reunido a líderes de todo el país para explorar alternativas al encarcelamiento", agregó el mandatario.

Destacó que el Departamento de Justicia inició programas piloto para ayudar a generalizar el uso de cámaras corporales en la policía con el objetivo de recolectar información sobre el uso de la fuerza.

El mandatario indicó que este otoño el Departamento de Justicia destinará 160 millones de dólares para apoyar tanto a la policía como a organizaciones comunitarias que trabajan en mejorar la vigilancia.

Sin embargo, apuntó que los problemas planteados el último año no se resolverán solo con una mejor conducta policiaca.

"No podemos simplemente pedir a nuestra policía que contenga y controle problemas que el resto de nosotros no estamos dispuesto a abordar como sociedad", remarcó el mandatario.

Destacó la necesidad de reformar el sistema judicial criminal que dijo, a menudo es fuente de escuelas inadecuadas, prisiones sobrepobladas, caos en comunidades y familias en todo el país.

Obama también señaló la necesidad de que el Congreso reforme las legislaciones de sentencia federal para acusados de crímenes no violentos relacionados con drogas.

Llamó a continuar el trabajo para ayudar a un mayor número de prisioneros a cambiar su vida para que puedan contribuir a sus comunidades mientras cumplen sus sentencias en la cárcel.

Legisladores republicanos has fustigado planes de la administración Obama para facilitar a convictos realizar estudios e impulsar programa federales para ayudarles a conseguir empleo.

Los oponente han indicado que dichos programas envían un mensaje equivocado a aquellos fuera de la ley.