En ex "Casa de Chile", Bachelet agradece apoyo de México tras golpe

La presidenta chilena Michelle Bachelet encabezó hoy una ceremonia de reconocimiento al pueblo mexicano en la ex "Casa de Chile", actual sede del Festival Internacional Cervantino, en la parte final de su visita oficial a México.

Bachelet agradeció la solidaridad del pueblo mexicano tras el golpe de Estado de 1973 y develó una placa conmemorativa en la casa ubicada en la colonia San José Insurgentes de la Ciudad de México.

Dicho inmueble "fue un soporte, un centro cultural, una plataforma de investigación y creación que permitió a cientos de compatriotas reconstruir los lazos humanos y sociales quebrados por el duro golpe del exilio", afirmó la mandataria.

"Desde esta institución, apoyada por el Estado mexicano, se tejió nuevamente la esperanza y se articuló el trabajo para recuperar la democracia y se levantó con energía la voz de denuncia contra las violaciones de los derechos humanos", señaló.

Bachelet comentó que "a este espíritu solidario y comprometido contribuyeron también cientos de mexicanos y mexicanas que de manera personal y desinteresada", quienes "hicieron de este proyecto no un espacio de chilenos, sino un espacio de encuentro, de hermandad y de solidaridad latinoamericana".

Recalcó que "ese espíritu, esa hermandad, generosidad y cariño, característicos del pueblo mexicano, que se expresó en todo su valor en la 'Casa de Chile', es el que hoy queremos agradecer a través de esta placa, símbolo de la memoria y reconocimiento que quedarán por siempre en el corazón de miles de chilenos".

Al acto asistieron los ministros chilenos de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz; de Economía, Luis Felipe Céspedes; y de Cultura, Ernesto Ottone; además del presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) de México, Rafael Tovar y de Teresa.

La mandataria chilena, que llegó el pasado miércoles a este país procedente de El Salvador, realiza una visita de Estado a México que finalizará esta noche.