Jorge Cantú supera centenar de carreras producidas en la temporada LMB

El ex pelotero de Grandes Ligas, Jorge Cantú, llegó a cien carreras producidas en el año para convertirse en el primero en los Tigres en alcanzar esta cifra desde que lo hiciera Javier Robles en 2006, en su temporada de regreso a la Liga Mexicana tras su participación de un año en el beisbol de Corea.

"Uno trabaja todos los días para jugar bien y ganar, esto es más allá de las cifras, quiero ser campeón con los Tigres de Quintana Roo", afirmó el pelotero tamaulipeco.

El estelar bateador de los felinos llegó este jueves a cien carreras producidas en el penúltimo juego de la temporada, celebrado en Mérida ante los Leones de Yucatán.

Jorge Cantú regresó a México esta temporada, luego de su aventura con los Osos de Dossan de la Liga Coreana en 2014.

El oriundo de Ciudad Reynosa, Tamaulipas, ostenta ya dos marcas para la novena de bengala desde su arribo a Quintana Roo en 2007. En la temporada de 2013 cuando debutó en el circuito veraniego, detonó 31 cuadrangulares, superando los 28 que Iker Franco conectó en 2008.

Pero ahora en este 2015 se ha convertido en el primer Tigre de Quintana Roo en llegar a cien carreras producidas; faltando aún el juego de este viernes ante los Leones de Yucatán, con el que se cierra el calendario regular.

Con este centenar de remolques Cantú dejó muy atrás las 77 que tuvo Carlos Sievers en 2009, además de ser el primer felino en alcanzar esa cantidad de carreras impulsadas, desde que Javier Robles lo hizo en 2005, cuando la franquicia todavía jugaba en Puebla con un total de 101.

Del mismo modo es el octavo bengalí en los 60 años de historia de la organización en superar las cien carreras remolcadas; los otros son José Echavarría, Ricardo Rentería, Guillermo Rodríguez, Bárbaro Garbey (dos veces), Matías Carrillo (tres veces), Héctor Villanueva y Javier Robles.

Jorge Cantú estuvo durante toda la temporada en el Top Ten de bateo de la LMB, está por ahora en el séptimo lugar con su .351 de promedio, gracias a sus 135 imparables en 385 oportunidades legales en la caja de bateo.

También es segundo lugar en los departamentos de cuadrangulares con 25, y de carreras producidas con su centenar.

Participó en el Home run derby que se desarrolló en el marco del Juego de estrellas celebrado en Oaxaca, donde llegó a semifinales así como el que se celebró en el Zócalo de la capital del país, que finalmente ganó.