Países latinoamericanos unidos podrán enfrentar desafíos: Barbosa

Los países de América Latina deben entender que sólo unidos en un gran bloque continental se podrán enfrentar con éxito los grandes desafíos de la región como la violencia, la inseguridad y el crimen organizado, estableció el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Miguel Barbosa Huerta.

Al dar la bienvenida a la presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet, en sesión solemne, dijo que se deben sumar esfuerzos para combatir la pobreza y eliminar la desigualdad, dos aspectos en los que la nación andina ha dado pasos fundamentales.

También se deben consolidar las democracias para que se traduzcan en bienestar y felicidad, "felicidad para nuestros pueblos, abrirnos más de felicidad a los políticos".

Sostuvo que la política exterior de México vive un buen momento y que el Gobierno de la República acertó al mirar hacia latinoamérica, en tanto que el desempeño del canciller José Antonio Meade tiene el reconocimiento del Congreso y, desde luego, del Senado de la República.

Barbosa Huerta señaló que México y Chile son naciones amigas. "Unidas en un continente: América, nuestro hogar. Por una cultura, por un idioma, por una historia que narra la manera en que nuestros pueblos han podido sobreponerse a la adversidad".

Naciones, añadió, "que lograron su independencia y han mantenido su libertad y su soberanía con el esfuerzo y la vida de muchos".

El legislador destacó que mujeres y hombres chilenos han contribuido con México y recordó que en el siglo pasado, "en los complicados años veinte, cuando nuestro territorio todavía olía a pólvora y la consolidación de la Revolución entraba en una etapa definitiva, Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, nuestra Gabriela Mistral, viajó invitada a nuestro país por el presidente Álvaro Obregón y por su secretario de Educación, el gran José Vasconcelos".

Mistral recorrió el territorio mexicano para entregar libros clásicos, fundar escuelas y bibliotecas. También trabajó con niños indígenas donde conoció de primera mano su situación de pobreza.

En varias crónicas de aquellos tiempos describió los esfuerzos de México "de transformar al indio en ciudadano" dándoles cultura y mejores medios de vida, expresó.

Pasado el tiempo, continuó, "México agradece a Gabriela Mistral su trabajo por el bien de la educación y la cultura. Sus textos, los textos de Gabriela Mistral son mexicanos y chilenos; chilenos y mexicanos; latinoamericanos y universales".

En su intervención, el coordinador del PRD en la Cámara de Senadores externó que solidaridad es una palabra poderosa, pues expresa una de las cualidades más importantes del hombre cuando la desgracia, la tragedia, la guerra y la muerte se cierne sobre las cabezas de los hombres y el territorio de las naciones.

Mencionó que "en la segunda mitad del siglo XX, en los años oscuros de las dictaduras que con su manto de autoritarismo cubrieron a América Latina, fiel a sus principios de política exterior, México recibió a cientos de exiliados del gobierno de Salvador Allende y rompió relaciones con quien se hizo del poder por medio de la fuerza".

Miguel Barbosa retomó en su discurso extractos de algunos poemas de Pablo Neruda y recordó los hechos del 11 de septiembre de 1973, cuando el Palacio de la Moneda fue destruido y el gobierno de Unidad Popular derrocado.

"La del 11 de septiembre de 1973 es una imagen y circunstancia que marcó una generación de mujeres y hombres de una gran valía, que 17 años más tarde y después de un largo proceso de esfuerzo, reconciliación y trabajo, logró restaurar la democracia para bien del pueblo chileno", señaló.

Remarcó que en ese contexto difícil México se honró con la llegada de hermanas y hermanos chilenos. "Desde entonces y desde siempre, para ellos, los que llegaron, pero los que sigan llegando por razones de interés cultural, México es su hogar, es su país y seguirá siempre siendo su nación".

Recibimos en este recinto, añadió, a la jefa de Estado, a la mujer que forma parte de esa generación que padeció la represión.

"Nuestro reconocimiento, presidenta, la pérdida de seres queridos, la violencia y la persecución, que en lugar del odio impulsó la reconciliación y luchó por dar una nueva oportunidad a la democracia".

Externó que la visita de Estado de Bachelet a México y su presencia en ese recinto legislativo "demuestran la relevancia y el relanzamiento de nuestras relaciones, que atraviesan por un excelente momento, tal y como lo expresan la serie de compromisos, acuerdos y actividades que se están realizando durante su visita".

Deseó que ello "sea un paso más en el fortalecimiento y la firma de acuerdos y convenios de toda índole y en el intercambio de experiencias, que sin duda acercaran más a nuestros gobiernos y a nuestros pueblos".