Inicia en Chiapas programa de manejo integrado de ecosistemas

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) inició un programa de manejo integral de ecosistemas en poco más de 160 mil hectáreas de bosque.

Éste se aplica en el corredor biológico de la Reserva de la Biosfera El Ocote, la reserva ecológica Villa Allende y La Pera, así como el Parque Nacional Cañón del Sumidero.

Ello, con la finalidad de generar mayor capacidad de reponerse ante las variaciones del cambio climático, de acuerdo a datos proporcionados por el director regional de Frontera Sur, Itsmo y Pacífico sur de la dependencia federal, Joaquín Zebadúa Alba.

Explicó que el programa financiado por el Fondo Mundial para la Naturaleza, en el marco de la Conferencia se las Naciones Unidas Sobre el Cambio Climático, está enfocado hacia hacer un manejo integrado de ecosistemas en ese corredor.

A la variabilidad climática, dijo, hay que enfrentarla con un manejo adecuado de los ecosistemas, cuando están sanos tienen mayor resiliencia.

"Es decir, mayor capacidad de reponerse ante estas variaciones que ocurren en el clima, los ecosistemas más sanos que tenemos en el país y en el estado están dentro de las Áreas Naturales Protegidas (ANP)", refirió.

Zebadúa Alba dijo en entrevista que se identifican las zonas que requieren restauración, las que tienen que ser de conservación estricta y las que deben ser manejadas mediante plásticas adecuadas con la colaboración de las poblaciones de esa región.

Esto con el propósito de que el ecosistema pueda responder cuando se presente la variabilidad climática.

Este corredor forma parte de la Selva Zoque desde los municipios de San Fernando, Berriozábal, Cintalapa, Ocozocoautla, Chicoasen, Copainalá, Tecpatán, Mezcalapa, entre otros, como Tuxtla Gutiérrez.

En ellos se aplican recursos internacionales en el marco del programa operativo anual, pues en el país esa cooperación internacional dispone de 15 millones de dólares.

"Los ecosistemas en este corredor están muy bien conservados, entre la Reserva de la Biosfera El Ocote y El Parque Nacional Cañón del Sumidero es un mosaico de ecosistemas, se han recuperado después del impacto causado por los incendios de la década de los 90", enfatizó.

En este corredor la parte más crítica, precisó, es la presión de la mancha urbana de Tuxtla Gutiérrez, la que requiere mayor atención.

"Las colonias populares han avanzado hacia los terrenos del parque nacional, que ocupa poco menos de 10 hectáreas, donde se aplicará un esquema agresivo de restauración, aunque será necesario que algunas personas salgan de la zona federal", apuntó Zebadúa Alba.

En las poblaciones asentadas en Villa Allende se han superado las extracciones de tierra para su comercialización en viveros, la gente se ha incorporado a la producción de lombricomposta, y que se utiliza para la producción de alimentos con sistemas orgánicos.