UE en "dificultad" para enfrentar la peor crisis de refugiados

El mundo enfrenta la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial y la Unión Europea (UE) tiene dificultad para tratar los "grandes flujo de personas que buscan refugio", dijo hoy el comisario europeo Dimitris Avramopoulos.

El comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, quien es originario de Grecia, señaló que la situación es "particularmente urgente" en su país, donde unos 50 mil inmigrantes desembarcaron en julio pasado, un fuerte aumento frente a los menos de seis mil registrados en el mismo mes de 2014.

Por eso, afirmó que Bruselas tratará con urgencia un pedido de las autoridades griegas por 2.74 millones de euros en fondos de emergencia para acoger a los recién llegados a las islas del mar Egeo, en asociación con la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Avramopoulos se reunió el jueves, en Atenas, con los ministros de Interior y de Inmigración, así como con las autoridades de la pequeña isla de Cos, desbordada por la reciente afluencia de inmigrantes sirios y afganos.

"He pedido a Grecia que someta una nueva demanda por fondos de emergencia, lo que será hecho", expuso este viernes en rueda de prensa en Bruselas.

Sin embargo, el comisario resaltó que el aumento en el número de solicitantes de asilo afecta también a otros países, entre ellos Hungría, Francia y Reino Unido.

"Lo que ya no podemos negar es que, obviamente, en materia de inmigración, es toda Europa que se encuentra afectada. No hay una respuesta simple o única. Y ningún país puede tratar la inmigración de manera efectiva en solitario", sostuvo.

"Lo que debemos hacer es organizar nuestro sistema (de acogida y de asilo) a fin de abordar este problema de manera decente, civilizada y europea", añadió.

Grecia podrá reubicar a 16 mil demandantes de asilo en otros países europeos, con base en un acuerdo firmado en julio pasado por los 28 países miembros de la UE, recordó Avramopoulos.

Sin embargo, la aceptación de esos extranjeros por parte de los otros países es voluntaria, por lo que el comisario urgió a todos a hacer prueba de "valor colectivo para cumplir con sus compromisos, incluso cuando no son fáciles y no son populares".

"La UE está construida sobre el principio de solidaridad con aquellos que la necesitan. (Los inmigrantes irregulares) son seres humanos, gente desesperada que necesitan nuestra ayuda y apoyo", defendió.