Valora gobierno guatemalteco "independencia de poderes" en antejuicio

El proceso de antejuicio en el Congreso contra el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, se resolvió "con independencia de poderes", afirmó el vocero presidencial, Jorge Ortega Gaytán.

El portavoz dijo a periodistas, tras conocer el rumbo del trámite de antejuicio a cargo de los diputados, que en el proceso para retirar la inmunidad al mandatario prevaleció la independencia entre el Ejecutivo y el Legislativo.

Aseveró que como en otras resoluciones del Legislativo, el gobierno respeta el dictamen de los parlamentarios que concluyeron el proceso de antejuicio sin levantar la inmunidad presidencial.

El vocero presidencial destacó que "esta resolución (del Congreso) permite acelerar la agenda para el proceso de transición y así finalizar nuestra administración -el próximo 14 de enero- sin ningún incidente".

El funcionario se refirió a posibles obstáculos o contratiempos derivados de una decisión legislativa -el retiro de la inmunidad- que restaría facultades en el ejercicio del cargo al presidente Pérez Molina.

En junio pasado, la Corte Suprema de Justicia declaró con lugar el pedido de antejuicio contra el presidente Pérez Molina y turnó el caso al Congreso para que los diputados decidieran levantar o mantener la inmunidad al mandatario.

El diputado opositor Amilcar Pop denunció ante la Corte de Justicia al gobernante por cargos de asociación ilícita, encubrimiento propio e incumplimiento de deberes.

Según el legislador, solicitó el antejuicio para que el presidente Pérez Molina respondiera por su responsabilidad en el escándalo de corrupción de la autoridad recaudadora de impuestos.

En este caso están involucrados los principales directivos de la dependencia, en prisión mientras esperan juicio acusados de contrabando y defraudación fiscal.

Por este escándalo de corrupción renunció el 8 de mayo la vicepresidenta Roxana Baldetti, cuyo secretario privado, Juan Carlos Monzón, prófugo, es señalado de encabezar el grupo criminal de la autoridad fiscal.

En la sesión del jueves se necesitaban 105 votos -de un total de 158 diputados- para retirar o mantener la inmunidad del presidente Pérez Molina.

Los diputados no lograron consenso para declarar con lugar el antejuicio, pues 26 votaron a favor de mantener el derecho de antejuicio presidencial y 88 votaron en contra. El resto de legisladores estuvo ausente.

De esta manera, al no contar con la mayoría de votos para levantar o mantener la inmunidad, el caso se archivó.

Diputados de oposición afirmaron que sin importar este dictamen del Congreso, el próximo 14 de enero, cuando el presidente Pérez Molina concluirá su mandato, quedará sin inmunidad y entonces podría ser llevado a los tribunales.