Negocia Peugeot Citroën entrada de capital chino: prensa

La francesa PSA Peugeot Citroën, uno de los fabricantes de autos más importantes de Europa, negocia con la compañía china Dongfeng la entrada de capital para revertir los problemas del grupo en Europa, donde han caído mucho las ventas.

El diario económico 21st Century Business Herald aseguró que "las dos partes están en contacto desde hace tiempo" para conseguir un acuerdo entre los dos socios, que ya explotan en China tres fábricas bajo la firma conjunta DPCA.

Dongfeng, segundo mayor constructor chino de autos, podría aportar una parte de capital por el momento indeterminada, con el objetivo de mejorar la situación de la empresa, que se enfrenta a caídas de las ventas de vehículos en Europa.

Potenciadas por la demanda doméstica, las firmas chinas comienzan a situarse estratégicamente en el mercado exterior, y para ello han aprovechado la crisis para adquirir empresas occidentales de autos con alta tecnología.

El último ejemplo fue la compra de la sueca Volvo, hasta entonces en manos de Ford, por parte de la china Geely, por mil 800 millones de dólares.

Los expertos señalan que China seguirá siendo el mayor mercado de autos y con más potencial en la próxima década.