Por sequía en Guerrero, buscan declaratoria de emergencia

La ausencia lluvias y la sequía que se presenta en la región de la Tierra Caliente afectó ya cultivos de maíz y sorgo, por lo que la Secretaría de Desarrollo Rural prepara un estudio de daños par que se declare zona de emergencia.

En entrevista con Notimex, el titular de la dependencia estatal, Rigoberto Acosta González, informó que hay una afectación severa en ambos cultivos, lo que impacta también al ganado por falta de forraje.

"Hay una afectación considerable, tirándole a severa en cultivos fundamentalmente de maíz y de sorgo, ya conversando con técnicos de agricultura y Seder, quienes perciben afectación considerable en estos cultivo".

Comentó que más de 40 técnicos de la Secretaría de Desarrollo Rural del estado y la delegación de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), analizan cuál es la gravedad de los daños de la superficie de cultivos, así como el número de campesinos afectados.

Ante la escasez de lluvias, los cultivos de maíz no han desarrollado el grano y eso provoca que no haya cosecha, pues aunque la lluvia se regularice en este momento, las milpas no desarrollarán grano y no habría forraje para el ganado.

Acosta González dijo que junto con la Sagarpa contrataron un seguro contra situaciones catastróficas ante el cambio climático y ya convinieron con la aseguradora hacer el diagnostico y empezar a darle tramite al pago de la prima contratada de mil 500 pesos por hectárea afectada.

"El seguro contratado es por alrededor de mil 500 pesos por hectárea afectada y el gasto de los productores por hectárea es mayor y ampara a 367 mil hectáreas de cultivos de maíz y sorgo", precisó.

Dijo que ya trazaron una ruta para destinar el recurso de la aseguradora a los beneficiarios, con prioridad a la zona afectada en Tierra Caliente.

Anunció que el próximo viernes se reunirán con productores en Tierra Caliente, funcionarios de Sagarpa y de la Secretaría de Gobernación para hacer el planteamiento, y que se declare zona de desastre, le asignen recursos adicionales y atender la emergencia de la sequía en cultivos de grano y la parte de la afectación en la ganadería.

Las hectáreas aseguradas suman 367 mil y el objetivo actual es cómo identificar las áreas con daño irreversible, en agricultura y ganadería. Eso lo estamos identificando con Seder y Sagarpa", precisó.