Científicos mexicanos mejoran instrumento para estudiar nebulosas

El Instituto de Astronomía de Ensenada y la Universidad Iberoamericana construyeron un instrumento óptico denominado Polima-2, con el cual se podrá estudiar con mayor detalle la morfología de las nebulosas planetarias jóvenes.

El instrumento, que costó 150 mil pesos, ayudará a identificar la morfología de nebulosas muy pequeñas, difíciles de estudiar con las técnicas tradicionales, destacó la investigadora del Departamento de Física y Matemáticas y directora del proyecto, Anabel Arrieta Ostos.

El Polima-2 es un polarímetro de doble haz de luz, que permitirá observar la luz polarizada con dos ángulos de manera simultánea, precisó la investigadora en un comunicado de la Ibero.

Este instrumento ofrecerá observaciones certeras a diferencia del polarímetro de un solo haz de luz, con el que solo contaba el Observatorio Astronómico Nacional (OAN).

Y es que el polarímetro del OAN solo toma una observación con un ángulo de polarización y luego se cambia a otro ángulo para tomar la siguiente; de modo que si en el transcurso de una y otra la transparencia del cielo cambia, las observaciones no son certeras.

Arrieta Ostos detalló que el Polima-2 también "contribuirá a resolver sistemas binarios, al proporcionar información sobre los mecanismos que producen la alineación de un sistema óptico para obtener un haz paralelo de rayos luminosos del gas eyectado en estrellas evolucionadas".

La especialista destacó que el Polima-2 es una de las aportaciones que la Ibero hace para la astronomía mexicana y en particular para el Observatorio Astronómico Nacional, donde quedará resguardado y solo astrónomos profesionales podrán utilizarlo.