Temporal en norte de Chile deja tres muertos

El temporal de viento y lluvia que azota la zona central de Chile se desplazó en las últimas horas hacia el norte del país y provocaron hoy aluviones en la ciudad de Tocopilla, que dejaron al menos tres muertos.

Por ese motivo, las autoridades de gobierno decretaron este domingo un Estado de Excepción Constitucional de Emergencia para la Región de Antofagasta, donde se ubica Tocopilla, distante unos mil 570 kilómetros al norte de Santiago.

Las autoridades precisaron que una niña de cuatro años y dos adultos murieron producto del frente de mal tiempo en Tocopilla, donde al menos 830 personas fueron evacuadas por el peligro que revisten los aluviones.

En la zona norte de Chile precipitan generalmente tres milímetros de lluvia al año, pero en las ultimas cayeron entre cuatro y cinco veces esa cantidad, lo que generó los aluviones e inundaciones en varias ciudades.

El ministro del Interior, Jorge Burgos, señaló que el Estado de Excepción Constitucional de Emergencia fue decretado debido a los graves daños que provocó el sistema frontal, el cual llegó la semana pasada a la zona central de Chile y se desplazó al norte.

"Teniendo en cuenta los daños por las lluvias y viento en la Región de Antofagasta, particularmente en Tocopilla, se han producido aluviones que afectan a la población. Teniendo en cuenta esto se ha decidido declarar el Estado de Excepción Constitucional", dijo.

Al menos 111 mil 500 hogares se encuentran sin energía eléctrica en todo Chile, producto del inusual temporal, el cual tuvo un desplazamiento muy pocas veces visto por los expertos y que abarcó gran parte del país.

A las intensas precipitaciones se sumaron ráfagas de viento de hasta 100 kilómetros por hora que intensificaron el oleaje en gran parte de las zonas costeras del país.

En la región de Tarapacá, distante mil 850 kilómetros al norte de esta capital, se produjeron varios aluviones debido a las inusuales lluvias en esa zona del país que cortaron caminos rumbo a localidades interiores.

En la región de Atacama, distante 807 kilómetros al norte de Santiago y que registra al año escasas precipitaciones, el frente de mal tiempo dejó 25 personas damnificadas, seis viviendas con daños mayores y 371 con daños menores.

En la región de Coquimbo, 470 kilómetros al norte de esta capital, las marejadas destruyeron al menos un centenar de embarcaciones pesqueras artesanales, por lo que los pescadores pedirán ayuda al gobierno para reponer sus naves.

En la región de Valparaíso, 120 kilómetros al noroeste de Santiago, el fuerte oleaje provocó esta víspera se volcaran al menos dos vehículos y destrozó varios restaurantes ubicados en las cercanías de la orilla del mar.

En Viña del Mar las olas alcanzaron los nueve metros de altura y provocaron cuantiosos destrozos en la propiedad pública y privada, mientras que en el puerto de San Antonio las rachas de viento llegaron a 177 kilómetros por hora, equivalentes a un huracán categoría dos.

Según expertos, se trata del peor temporal que afecta a la zona central de Chile desde 1960.