Cuba, un destino auténtico e inolvidable del Caribe

Cuando salí de Cuba, dejé mi vida, dejé mi amor, cuando salí de Cuba, dejé enterrado mi corazón, cantaba la célebre Celia Cruz, y es que la isla caribeña atrapa con sus encantos musicales, culturales y paisajes sin igual.

El archipiélago cubano está conformado por la isla de Cuba, la de la Juventud y alrededor de mil 600 cayos e islotes que abarcan una superficie de 109 mil 884 kilómetros cuadrados, que juntos, asemejan la forma de un caimán, animal con el cual se representa a la nación caribeña.

El estar rodeado por hermosas playas y un clima donde se cree que el verano dura todo el año, lo hace un destino ideal para acercarse a la cultura latina.

Cuba es auténtica, desde sus sones hasta los rostros de cada persona que se puede encontrar en sus calles, desde su comida y bebida, hasta su arquitectura con diseños art decó, renacentista y gótico, mismos que han permitido que muchos espacios sean considerados patrimonio de la humanidad.

Pero a Cuba se le conoce en sus calles, en las entrañas que cuentan las canciones entonadas por Compay Segundo y que en sus aires de los años cincuenta muestran la nostalgia que se respira y hace que jóvenes, niños y adultos no paren de bailar y cantar.

Personas de raza blanca, mestiza y negra conforman la etnia de la población cubana, ello como resultado de la mezcla de españoles, africanos, chinos, franceses e italianos que llegaron muchos años atrás, en busca de oro y otros metales a la isla.

Hasta 2013 la población del país ascendía a 11 millones 210 mil 064 personas, de acuerdo con su oficina Nacional de Estadística e Información, mismos que se distribuyen entre las 15 provincias y 168 municipios.

Las provincias que hoy son visitadas por más de tres millones de turistas extranjeros son Pinar del Río, Artemisa, La Habana, Mayabeque, Matanzas, Villa Clara, Cien Fuegos, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo.

Y es que hoy en día, el turismo representa el 25 por ciento de Producto Interno Bruto (PIB) de Cuba, por lo que cada lugar se ha dado a la tarea de mostrar sus fortalezas, esas que se viven día a día en la riqueza de su cultura.

Hacia el centro del país y recorriendo sus carreteras se puede disfrutar de los paisajes que se llenan con plantíos de piña, café, mango, papaya, yuca y por su puesto la caña, esa que le ha dado el sabor a su ron con denominación de origen y que una botella puede valer miles de pesos.

Sin embargo, Cuba tiene una tierra especial que permite que el tabaco sea uno de los mejores en el mundo, otro sello que le ha dado identidad hacia el extranjero, sus deliciosos y aromáticos habanos que de forma artesanal y meticulosa se forma uno a uno.

Las expresiones culturales se viven en cada parte de la isla, desde sus cantares de origen africano hasta las danzas, poesías y liricas de sus sones que son interpretados por los artistas más consagrados y por jóvenes talentos.

La pintura, arquitectura y escultura son otras formas de arte que son desarrolladas en academias y experimentadas en galerías y calles para mostrar al turista toda su diversidad y belleza que se combina con las tendencias globales y muestra la fuerza de sus artistas.

Por otra parte, Cuba hoy vive una auténtica revolución, sus habitantes se dividen y se muestran interesados por el reinicio de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y con ello la apertura a nuevas inversiones y la llegada de más turistas, lo que se traduce en empleo y desarrollo económico.

Y es que a mediados de abril de 2010 se aprobaron 313 reformas económicas, las cuales permite a los ciudadanos realizar viajes de turismo al extranjero y la compra-venta de autos y viviendas, una mayor autonomía a las empresas estatales y medidas para impulsar las inversiones extranjeras, que el día se hoy se ven reflejadas en hotelería y servicios.